Sin prestaciones cerca de 25 mil jornaleros agrícolas en La Paz

El representante de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Ceferino García Sánchez, denunció que los dueños de los campos agrícolas de Vizcaíno no pagan impuestos.

La Paz

Celerino García Sánchez, representante de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, afirmó que cerca de 25 mil jornaleros agrícolas que trabaja en los campos agrícolas de Vizcaíno no cuentan con ninguna prestación.

García Sánchez, expresó "los jornaleros agrícolas no cuentan con prestaciones laborales, los patrones evaden su responsabilidad, y no pagan los impuestos, no hay ninguna forma de regular la situación".

Manifestó que solo el federal de camino verifica que el camión tenga seguro, de ahí para allá no hay ninguna reglamentación".

Indicó que cuando menos el 20 por ciento de los aproximadamente 25 mil jornaleros que trabajan en los campos agrícolas en la zona de Vizcaíno son subcontratados por enganchadores que cobran al patrón una cuota diaria por cada trabajador, y el 80 por ciento restante son obreros agrícolas que viven hacinados de manera permanentes en los campamentos propiedad de la empresa.

García Sánchez señaló que en varias ocasiones la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDPI), ha interpuesto quejas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CEDH) y ante la Secretaría de Trabajo y Prevención Social (STyPS), "dependencias federales que hasta la fecha, no han hecho nada, es un problema de hace años".

Explicó que por lo menos el 80 por ciento de los jornaleros agrícolas, se rigen a través de un contrato colectivo que controla la CTM.

"Los líderes son del Valle de San Quintín y solo los conocen los patrones cuando cobran su cuota; solo una pequeña parte de los contratos colectivos los tiene la CROC", expresó Celerino García.

Afirmó que ninguna de las organizaciones sindicales tiene una representación formal en esa región del norte del Municipio de Mulegé, en donde se cultivan hortalizas para el mercado de exportación.

"Los jornaleros agrícolas que son subcontratados, cobran su sueldo semanal en una oficina de la CTM, "su relación laboral es con el enganchador y no con el dueño del rancho; los contratistas le cobran al patrón una cuota de 25 pesos al día por cada obrero agrícola, con el compromiso de llevar y traer al jornalero desde el pueblo hasta el sitio de la siembra", señaló

El representante de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, dijo que cada sábado después del mediodía, centenares de jornaleros agrícolas hacen fila para cobrar su semana, en una oficina que además de tener las siglas de la CTM tiene pintas y propaganda del PRI.