Mantienen cerrados 35 pozos cercanos al río Sonora en Querétaro

La Cofepris señaló que mantendrán una vigilancia permanente a unas 25 mil personas que radican en inmediaciones, pues prevén afectaciones a mediano y largo plazo en riñones e hígado.   

Querétaro

Por tiempo indefinido la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), mantendrá cerrados unos 35 pozos que se encuentran a 500 metros a la redonda del Río Sonora, donde se registró un derrame de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre.

En tanto, prevén que se presente a mediano y largo plazo afectaciones a la población en daños a riñones e hígados, por ello, mantendrán una vigilancia permanente para unas 25 mil personas que radican en las inmediaciones.

"Había 35 pozos en un cinturón de 500 metros a la vereda del río y esos 35 pozos ya se clausuraron y se está tomando muestra todos los días y las muestras conforme a la normal 127 de potabilidad de agua y afortunadamente pudimos aislar en materia de saneamiento básico a la población asociada al problema a los municipios adyacentes y las comunidades".

Por lo pronto, por la contaminación del afluente, provocado por Grupo México, unas 12 personas presentaron complicaciones en su salud, principalmente dermatitis, afirmó el titular del organismo, Mikel Arriola.

"Al día de hoy se han identificado 12 casos, estos casos han presentado síntomas, en algunos casos dermatitis, en otros casos intoxicaciones leves y solamente un caso requirió hospitalización".

Entrevistado en el marco inaugural de la Séptima Reunión Ordinaria del Consejo Nacional de Salud, destacó que encontraron altos niveles de cobre en los pozos de la zona.

Es por ello, que realizan abastecimiento de cinco millones de metros cúbicos de agua a los pobladores de las zonas que pudieron resultar afectadas.

Mientras tanto, también se han habilitado dos pozos donde se logró ubicar agua no contaminada.

"Nosotros en los pozos encontramos los niveles por encima de la norma en cobre que son unidades de pesos y por eso tomamos la decisión de cerrarlo (...) y hoy se están habilitando otros dos pozos a dos kilómetros del río, donde tenemos la certeza de que no llegó el derrame para que podamos tener surtimiento adicional de agua, pero no vamos a levantar ninguna medida de seguridad hasta que estén conforme a las normas".