Amenazan campesinos con bloquear carreteras en Acapulco

Ante una posible crisis alimentaria por la sequía que enfrenta la región de Tierra Caliente, productores ganaderos advirtieron un bloqueo de carreteras para captar la atención del gobierno.

Productores de maíz y ganado advierten que en la Tierra Caliente de Guerrero se vive la sequía más severa de los últimos 75 años, advierten de una posible crisis alimentaria y por ello anticipan que realizarán bloqueos carreteros para captar la atención del gobierno del estado y la federación.

Este sábado, productores del campo y líderes de asociaciones ganaderas se reunieron para discutir la posibilidad de implementar un plan de acción, pues aseguran que de lo contrario, ninguna autoridad los respaldará.

David Pérez Jaimes, presidente de la Asociación de Ganaderos de la Tierra Caliente sostuvo que de manera inminente, las reservas de forraje que se tienen sólo alcanzarán un máximo de diez días, después ya no habrá más alimento para el ganado.

Los productores de maíz y de ganado van de la mano en esta parte de la entidad, porque en muchos casos comparten la tierra o mantienen ambos giros de la actividad productiva.

Si bien comercializan parte de su producción, la mayor parte de lo que se logra va destinado para la alimentación de las familias.

El escenario que el dirigente plantea, ante los efectos de la sequía es preocupante: "Tenemos la totalidad de hectáreas de cultivo siniestradas; en las próximas semanas no habrá maíz para consumo humano. Sin forraje ni pastura, el ganado comenzará a flaquear y morir, eso nos llevará a una crisis alimentaria y económica".

Por esa razón, dijo que la determinación de quienes viven de y para las actividades de la tierra es producto de un estado de desesperación.

"Con esta sequía no habrá ni zacate para las vacas, ni siquiera podemos garantizar que habrá maíz para consumo humano porque todas las milpas están perdidas".

Juan Bautista Pinzón, presidente de la Asociación Ganadera de Cutzamala de Pinzón, sostuvo que no hay de otra, los habitantes de la zona deben implementar acciones para que haya un plan integral de rescate impulsado por el Gobierno de la República, lo que pasa por la emisión de una declaratoria de emergencia.

Explicaron que cada hectárea de tierra que se siembra representa una inversión de 8 mil pesos para los productores, el seguro catastrófico solamente les repone mil 500, por lo que dicha medida no será suficiente para paliar la necesidad.

El dirigente sostiene que ganado y propietarios tienen casi el mismo escenario enfrente; no habrá maíz ni para las tortillas y ni forraje para las vacas.

En el caso de Edgardo Manjarrez Avilés, líder ganadero de Arcelia, indicó que si no hay una verdadera opción para resolver el problema que ya se resiente, no habrá más camino que tomar la ruta de la protesta, principalmente del bloqueo de carreteras.

Dichas acciones podrían generarse en el transcurso de la semana que inicia.