Con Seguro Popular, tratan en SLP a menor con hemofilia

La Secretaría de Salud de San Luis Potosí ha invertido más de siete millones de pesos en el tratamiento de Francisco Núñez, de 14 años, que presentaba un caso de hemofilia severa. 

La implementación del Seguro Popular en San Luis Potosí permitió que un potosino de 14 años con hemofilia severa tuviera acceso a diagnóstico y el tratamiento de su enfermedad, a pesar del alto costo que eso representa, unos siete millones de pesos.

Para Francisco Núñez García, de 14 años, todo comenzó cuando recibió un golpe en la rodilla derecha durante un partido de futbol, el 13 de febrero de 2013. Este episodio detonó su problema de hemofilia y observó un hematoma de grandes proporciones, acompañado por fuerte dolor.

Su atención inició en el Centro de Salud de su localidad, El Barril, y continuó en Hospital Central "Dr. Ignacio Morones", que se ubica en la capital del estado, a cuatro o cinco horas de la comunidad El Barril.

Después del diagnóstico de hemofilia severa, Francisco inició su tratamiento con ampolletas de "Factor 8", cuyo costo por unidad es de alrededor de 6 mil pesos.

En entrevista, el secretario de Salud de San Luis Potosí, Francisco Posada, explicó que el Seguro Médico Siglo XXI cubre cualquier tratamiento que requieran los menores hasta los 10 años de edad; no obstante, los servicios de salud estatales han hecho un esfuerzo adicional para cubrir el costo del tratamiento de Francisco, quien en la actualidad está en buenas condiciones de salud.

Detalló que en el Hospital Central "Dr. Ignacio Morones" de San Luis Potosí diagnosticaron al joven con hemofilia severa, enfermedad para la que hasta hace una década no había esperanza de vida por lo incosteable de su tratamiento.

La hemofilia es un padecimiento incurable que se caracteriza por una deficiencia genética en el cromosoma X, lo padecen los hombres y su característica es que los enfermos carecen del "Factor 8", que permite la correcta coagulación de la sangre.

Al carecer de ese factor, los pacientes son propensos a tener hemorragias en diferentes partes del cuerpo, incluso pueden ser asintomáticas y con sólo caminar, toser o estornudar, sangran.

El funcionario explicó que si bien Francisco tuvo mejoría, con el tiempo el organismo empezó a rechazar el tratamiento, por lo que se tuvo que cambiar a uno llamado "Factor 7", cuyo costo es de 60 mil pesos por unidad, representando una inversión de muy alto costo debido a la cantidad de ampolletas que ha requerido.

Para la atención del menor, la Secretaría de Salud de la entidad ha invertido más de siete millones de pesos con recursos del Seguro Popular, ya que para el tratamiento del joven ha sido necesario el también llamado Factor Anti-hemofílico, una glucoproteína contenida en el plasma sanguíneo que favorece la coagulación.

El proceso no ha terminado y si bien Francisco ha mejorado, "estamos en el proceso de que regrese al tratamiento con el 'Factor 8', lo que requerirá una inversión anual de tres o cuatro millones de pesos en medicamento", dijo el secretario de Salud.

Hasta antes de la creación del Seguro Popular, estos pacientes fallecían por la falta de acceso a servicios de salud y a tratamiento porque no había un esquema de financiamiento.