Seguridad carretera y en casetas, exigen empresarios de Guerrero

Dijeron que más que incentivos fiscales, lo que quieren es que regrese el turismo, pues necesitan a los visitantes para que los acapulqueños conserven empleos.

Acapulco

Empresarios, restauranteros, discotequeros y centros nocturnos exigen al presidente Enrique Peña Nieto y al gobernador Rogelio Ortega Martínez garanticen el libre tránsito, seguridad en carreteras y liberen casetas de peaje, sino Acapulco, tendrá la peor temporada de su historia.

Los empresarios dieron lectura a un comunicado donde fijaron su postura respecto a los daños económicos ocurridos por el caso de Iguala, en voz del discotequero Antonio Rullan Ditscher.

Ahí estaban Eduardo Cesarman, Héctor Rodríguez Escalona y Eric de Santiago Álvarez, Rullan Ditscher, también cónsul de Rusia en Acapulco, manifestó que el sector turístico está sufriendo por los bloqueos de maestros y estudiantes normalistas en la Autopista del Sol y porque no llegan los turistas.

En conferencia detallaron que en los últimos cinco años este destino de playa que dio renombre a nivel internacional a México ha venido padecido por diferentes situaciones que afectan al empresariado local.

Desde el 2009, el virus de la influenza, luego la violencia urbana por el crimen organizado, el clima de inseguridad, desastres naturales causadas por tormentas, huracanes y ahora el caso Iguala.

Además los empresarios adelantaron que este jueves podrían sostener una reunión con el presidente Peña Nieto, el mandatario estatal Ortega Martínez y las secretarias de Sedesol, Rosario Robles Berlanga y Sectur, Claudia Ruiz Massieu en la zona Diamante en el puerto de Acapulco.

Ahí habrán de plantearle las propuestas de solución para que se terminen los bloqueos que desde hace 74 días hacen maestros, normalistas y padres de familia de los 43 alumnos desaparecidos.

En seguida reprocharon que más que incentivos fiscales, lo que quieren es que regrese el turismo ya que necesitan a los visitantes para que los acapulqueños conserven empleos y puedan ganar dinero para comer.

"No es suficiente el turismo que llega por avión cuando acaso, con cinco o seis vuelos diarios llegan 700 turistas, lo que necesitamos son los turistas que llegan vía terrestre que se hospedan en los hoteles y condominios de Acapulco", expresó el directivo del Baby´O, Eduardo Cesarman.