Sedesol y Sagarpa buscan que familias no dependan de subsidios

El Proyecto Estratégico para la Seguridad Alimentaria busca que las 6. 5 millones de familias beneficiarias de Oportunidades dejen de depender de los subsidios y tengan negocios propios.
En Gómez Palacio, Cáritas implementará de nueva cuenta el programa de Huertos Familiares.
Los huertos familiares promueven la autosustentabilidad. (Milenio)

Ciudad de México

La Secretaría de Desarrollo Social lanzó el proyecto piloto Proyecto Estratégico para la Seguridad Alimentaria (PESA) junto con Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) para que las 6. 5 millones de familias beneficiarias de Oportunidades dejen de depender de los subsidios otorgados y tengan negocios propios, fuentes productivas autosustentables como son huertos.

Paula Hernández Olmos Coordinadora Nacional del Programa Oportunidades, explicó que la puesta en marcha de huertos familiares permitirá que los hogares complementen sus apoyos monetarios e ingresen a la productividad, hasta lograr su autosuficiencia.

En esta primera etapa, dijo la funcionaria federal, se trabaja en más de 30 mil 800 localidades de los 400 municipios que forman parte de la Cruzada Nacional contra el Hambre (CNCH), que por su dispersión, marginación y lejanía, nunca antes habían recibido apoyo de algún programa social.

"Trabajamos en programas piloto, con el Instituto Nacional de la Economía Social (Inaes),en Proyecto "Escala con Oportunidades", que busca incentivar el emprendimiento de los jóvenes becarios de educación media superior.

"Así como con el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) para potenciar las capacidades de los jóvenes como agentes de cambio y lograr incluir productivamente a las familias y dinamizar las comunidades", dijo.

Paralelamente, destacó, se hicieron modificaciones a las reglas de operación de Oportunidades y al Alimenticio para la incorporación la Garantía de Audiencia, como un derecho básico, la población incorporada y que se siente que su acceso a los programas está siendo lesionado.

De igual forma se firmó un convenio con el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), con el propósito de promover y favorecer el acceso a los servicios de alfabetización y educación básica entre personas mayores de 15 años o más.

El proyecto contribuye adicionalmente a evitar que las familias beneficiarias fueran dadas de baja injustamente, por lo que este año se suspendió el proceso de recertificación, con lo que se benefició a más de un millón 200 mil hogares.