Destina Sedatu 260 mdp para proyectos rurales

El programa de Apoyo a Jóvenes para la Productividad de Futuras Empresas busca ofrecer oportunidades de desarrollo en zonas conurbadas.
El titular de la Sedatu en la entrega de recursos.
El titular de la Sedatu en la entrega de recursos. (Cortesía Sedatu)

Yucatán

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) apoyó 130 proyectos del programa de Apoyo a Jóvenes para la Productividad de Futuras Empresas, que busca cambiar la vocación de las zonas conurbadas y ofrecer oportunidades de desarrollo a quienes habitan en las franjas verdes que rodean a las principales ciudades del país.

"Si no hacemos agroindustria en las zonas metropolitanas, tendremos más fraccionamientos y fraccionamientos, que sólo desbordan el crecimiento de las ciudades y encarecen más llevar los servicios", advirtió el titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín.

Acompañado del gobernador de Yucatán, Rolando Zapata, encabezó la entrega de apoyos del programa de Apoyo a Jóvenes para la Productividad de Futuras Empresas, a grupos organizados de las comisarías de Kikteil, Dzidzilché y San Pedro Chimay, para el cultivo de chile habanero, la producción de tomate y la cría de camarón en estanques, que son los primeros tres proyectos en Yucatán.

Con esos proyectos se pretende impulsar el cultivo de diferentes productos y la agroindustria a fin de que los habitantes de la zona rural de Mérida se conviertan en proveedores de la ciudad, que demanda gran cantidad de alimentos.

En el caso del país, dijo, que estados como Morelos, Hidalgo y el Estado de México acaparan buena cantidad de recursos del programa, pero el objetivo que es otras zonas de gran crecimiento, como Cancún, Mérida, Monterrey, Villahermosa y Campeche reciban apoyos para cambiar la vocación urbana.

"Estamos apoyando 130 proyectos con 260 millones de pesos, pero tenemos 400 solicitudes en espera. Queremos duplicar al menos ese presupuesto para el próximo año y seguir impulsando estos proyectos", afirmó el secretario.

Los jóvenes de Kikteil, que entran ya a la segunda etapa del programa -la primera fue en 2013 con su organización y aprendizaje, una etapa llamada Escuela Empresarial- recibieron apoyos de 5 millones 423 mil pesos, los de Dzidzilché, que están en la fase inicial, 679 mil 572, y los de San Pedro Chimay, que también inician, 618 mil 352, lo que suma 6 millones 720 mil 920 pesos.

Ramírez Marín destacó que 80 o 90 por ciento de los beneficiarios son mujeres y precisó que la tres etapas del programa de Apoyo a Jóvenes para la Productividad de Futuras Empresas son: la entrega de becas para apoyar su capacitación, la de apoyo a la producción y la de colocación en el mercado, lo que garantiza su consolidación.