Sedatu apoya en Edomex proyectos agrarios de jóvenes

El subsecretario de Desarrollo Agrario, Arturo Nahle, entregó 8 millones de pesos para proyectos productivos sustentables a jóvenes de San Felipe del Progreso y Amatepec, entre otros.
La Sedatu entregó en el Estado de México más de 8 millones de pesos del Programa de Apoyo a Jóvenes Emprendedores Agrarios.
La Sedatu entregó en el Estado de México más de 8 millones de pesos del Programa de Apoyo a Jóvenes Emprendedores Agrarios. (Especial)

Ciudad de México

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) entregó en el Estado de México más de 8 millones de pesos a través de su Programa de Apoyo a Jóvenes Emprendedores Agrarios, para proyectos productivos sustentables, con los cuales jóvenes tienen empleo, mejoran sus ingresos y calidad de vida.

“Este programa evita la migración, evita que los jóvenes tengan que incorporarse a grupos delictivos y, por el contrario, los incorpora a una actividad productiva. Existen innumerables casos exitosos de este programa desde que inició”, destacó el subsecretario de Desarrollo Agrario de esa dependencia federal, Arturo Nahle García.

Con los recursos entregados por la Sedatu, encabezada por Jesús Murillo Karam, se benefician 150 jóvenes de municipios como San Felipe del Progreso, Amatepec y San Simón de Guerrero, entre otros.

Además de respaldar a hijos de ejidatarios y comuneros, con este programa se apoya la implementación de proyectos agroempresariales, que pueden ser pecuarios, agrícolas, forestales, ecoturísticos, entre otros.

El Programa de Apoyo a Jóvenes Emprendedores Agrarios tiene como primera etapa el Proyecto Escuela, que consiste en otorgar un apoyo para que los jóvenes sean capacitados a través de un modelo de agroempresa a escala, que les permita el aprendizaje y desarrollo de habilidades técnico-productivas y empresariales.

En la segunda fase, el Proyecto Agroempresarial, se les otorga un apoyo para implementar la agroempresa.

La tercera etapa es Consolidación de la Agroempresa, donde a aquellos proyectos que hayan sobrevivido dos ciclos productivos o mínimo un año, se le otorgan recursos para incrementar sus ventas o reducir sus costos para tener una mayor productividad y competitividad en el mercado.