Sedatu entrega 130 casas a damnificados de Guerrero

El secretario Jorge Carlos Ramírez Marín aclaró que los contratiempos tienen que ver con las condiciones que prevalecen en el estado.
El titular de la Sedatu durante la entrega de las viviendas.
El titular de la Sedatu durante la entrega de las viviendas. (Cortesía Sedatu)

Guerrero

El secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín, entregó 130 casas habitación en las regiones del centro, la montaña, costa chica y tierra caliente.

En el municipio de Tixtla, donde el huracán Manuel causó daños a una cuarta parte de la población, el secretario explicó que las viviendas son de concreto e incluyen materiales innovadores y seguros, por lo quienes las habiten están en su derecho de plantear las dudas que tengan, como cuánto van a durar y qué pasa si se moja o si tiembla.

"Nosotros venimos a darles la tranquilidad de que su vivienda es segura, resistente y que vamos a atender cada una de inquietudes. Las empresas constructoras contratadas por el gobierno se hacen responsables de su producto y nosotros nos comprometemos a entregar casas que los dejen satisfechos", explicó.

El secretario Ramírez Marín informó que se avanza a buen ritmo en la reconstrucción en Guerrero y explicó que el dinero existe, por lo que no hay problema con los recursos que ha puesto la federación.

Aclaró que los contratiempos tienen que ver con las condiciones que prevalecen en el estado, muchas veces no existen los terrenos y cuando se encuentran, hay que realizar los trámites correspondientes para asegurar la propiedad.

Precisó que son más de 100 empresas las que trabajan en la reubicación y 93 de ellas son de Guerrero, así que insistíó en que se hace el mejor esfuerzo de acuerdo a las condiciones de la entidad y lo que podemos ratificar es que "hasta el último guerrerense afectado va a tener casa, tal y como se le ofrecí".

A la entrega de llaves a los beneficiarios de vivienda en Tixtla asistieron el presidente municipal, Gustavo Alfredo Alcaráz Abarca y con la representación del gobierno estatal, la secretaría de Desarrollo Social, Beatriz Mújica Morgan.

El alcalde agradeció el apoyo de la Sedatu y reconoció que no solo se trata de entregar vivienda sino de buscar un mejoramiento urbano y ratificó que las casas tienen una resistencia probada, que de acuerdo a la constructora responsable, la utilidad del inmueble puede alcanzar hasta los 30 años con un adecuado mantenimiento.

El delegado estatal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Héctor Vicario, informó que se mantiene el diálogo con los beneficiarios, con el propósito de brindar seguridad en su nuevo patrimonio, a fin de que la gente se sienta segura.