Sedatu regulariza ejidos en Oaxaca y Sinaloa

En Valle Nacional, Oaxaca, se resolvió un conflicto entre las comunidades de San Lucas Arroyo Palomo y Arroyo de Banco, por un predio de más de 180 hectáreas de tierras. 
 En Valle Nacional, Oaxaca, se resolvió un conflicto entre las comunidades de San Lucas Arroyo Palomo y Arroyo de Banco
En Valle Nacional, Oaxaca, se resolvió un conflicto entre las comunidades de San Lucas Arroyo Palomo y Arroyo de Banco (Cortesía)

Ciudad de México

Luego de más de 40 años de conflicto, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano a través del Registro Agrario Nacional (RAN), logró una serie de acuerdos para la regularización y el ordenamiento territorial de varios ejidos en Oaxaca y Sinaloa que garantizan la paz social y el desarrollo de proyectos productivos de campesinos en ambos estados.

En Valle Nacional, Oaxaca, se resolvió un conflicto entre las comunidades de San Lucas Arroyo Palomo y Arroyo de Banco, por un predio de más de 180 hectáreas de tierras luego de la Intervención del Registro Agrario Nacional y de la Procuraduría Agraria (PA), con lo que se puso fin a una disputa de más de 40 años por problemas de colindancias.

Se determinó otorgar a cada uno de los más de 400 ejidatarios de estas dos comunidades, los certificados parcelarios que le corresponden de manera oficial, además de hacerles entrega del Plano Definitivo a cada comunidad lo cual fue considerado como un "acuerdo histórico" porque estuvo a punto de salir de control y provocar derramamiento de sangre.

Ambos núcleos ejidales se incorporaron al Fondo de Apoyo para Núcleos Agrarios sin Regularizar (FANAR) para obtener así la certificación de sus tierras.

Mientras tanto en Ahome, Sinaloa, se resolvió un conflicto agrario de más de 47 años con la entrega de 306 certificados parcelarios a ejidatarios del núcleo General Antonio Norzagaray Angulo, municipio de Ahome, que también se incorporaron al FANAR.