Adquiere Sedatu terrenos en Guerrero para programa de vivienda

La construcción de viviendas y escuelas se realizará para apoyar a los afectados por los fenómenos 'Ingrid' y 'Manuel' en septiembre de 2013.
En 2013 los huracanes "Ingrid" y "Manuel" dejaron sin vivienda a muchas familias guerrerenses.
En 2013 los huracanes "Ingrid" y "Manuel" dejaron sin vivienda a muchas familias guerrerenses. (Jorge Carballo/Archivo)

Guerrero

A casi un año de la contingencia de septiembre del 2013, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), concluyó la adquisición al cien por ciento de los terrenos para construir el programa de vivienda del gobierno federal a los afectados.

A través de un comunicado, la Sedatu indicó que se permitirá dar una mayor certeza jurídica en sus propiedades a todos los damnificados por los fenómenos hidrometeorológicos de 'Ingrid' y 'Manuel', y que el total de los terrenos comprenden 109.8 hectáreas.

Se detalla que de los predios adquiridos por la Sedatu, el 55.5 por ciento fue comprado por la Secretaría, 13.8 por ciento fueron donados por particulares y el 30.7 por ciento son de los mismos afectados.

Del mismo modo se indica que fue un largo proceso, debido a que se tuvieron que revisar las características y ubicación de los predios donde existía la posibilidad de edificar viviendas, así como verificar que la documentación de los mismos estuviera en orden para su adquisición y luego realizar la entrega en propiedad a los futuros habitantes en las zonas de mayor afectación.

La Sedatu contó con el apoyo de autoridades municipales y estatales, para obtener los estudios geológicos correspondientes, que acreditan la estabilidad y capacidad de resistencia del suelo, con lo cual se evita que haya asentamientos humanos en zonas de alto riesgo o inestables.

Las autoridades del gobierno federal, señalan que este esfuerzo llevó tiempo, pues se tuvieron que ubicar los terrenos adecuados y constatar que cumplen con las normas que dicta el Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) y las autoridades de Protección Civil, por tanto cada terreno cuenta con su dictamen que acreditan que no se encuentra en zona de alto riesgo.