Casas en Guerrero no serán de cartón ni de unicel: Sedatu

El titular de la dependencia, Jorge Carlos Ramírez Marín, entregó mil 854 tarjetas para comprar láminas, cemento y materiales de construcción para casas con daños tras los sismos en la entidad.

Guerrero

El secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Jorge Carlos Ramírez Marín, respondió a quienes dicen que las casas que se construyen en Guerrero son frágiles y de materiales de mala calidad, que “no hay viviendas ni de cartón ni de unicel” en la entidad.

Lo anterior luego de realizar la entrega de mil 854 tarjetas de 5 mil 500 pesos cada una, para comprar láminas, cemento y materiales de construcción para casas con daños tras los sismos ocurridos en la entidad y que presentan daños menores en 53 municipios del estado.

“Estamos hablando de 12.5 millones de pesos en tarjetas, como dijo el gobernador (Ángel Aguirre Rivero), todavía faltan unas tarjetas. Cada tarjeta está nominada al beneficiario se le pedirá la credencial de elector”, dijo Ramírez Marín.

En seguida se refirió a quienes han cuestionado los materiales con que el gobierno federal pretende edificar casas que son reubicadas o reconstruidas y que dicen son construidas con cartón o tabla roca.

“Quienes dicen que son viviendas de unicel o de cartón, la única recomendación que puedo hacerles es que agarren un mazo, un buen mazo y vayan y le asienten un golpe a la vivienda, a la casa y vean de qué material está hecha, se trata de material de concreto”, afirmó.

Del mismo modo dijo que las viviendas que se edifican son seguras y están acondicionadas para ser habitadas.

Señaló que se busca que sea un modelo de reconstrucción, pues se entregarán casas para las familias que perdieron viviendas por sismos o por las lluvias ocurridas en septiembre del año pasado.

“Vamos a entregar estas viviendas, que son verdaderas casas y no pie de casas”, reiteró el funcionario del gobierno federal.

Detalló que este fin de semana serían entregadas 277 casas en distintos municipios de la entidad, pero no se hizo porque faltaron las puertas, pero alentó que lo importante es que se inició el proceso de entrega de viviendas cumpliendo con el compromiso que se hizo ante los guerrerenses, dijo.

Ramírez Marín, aclaró que en muchos casos el llevar los materiales de construcción para las viviendas a las zonas como La Montaña, es altamente complicado por la situación de los caminos.

“Es increíble que estas cosas cuenten porque llevar arena a la región de la Montaña es una dificultad que muchas veces se vence a lomo de mula.

“Por eso es importante el trabajo que realizan los constructores en Guerrero, una cosa nos comprometimos y pensamos cumplir, ni un solo guerrerense que haya sido afectado que este censado que tenga esta vivienda comprometida por el gobierno federal se va quedar con la vivienda a medias o con la vivienda sin construir”, finalizó.