Supervisa Sedatu reconstrucción en Guerrero por 'Manuel'

Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, supervisó diversas obras en Guerrero para ayudar a los danmificados por los fenómenos naturales.
El secretario realizó un recorrido por zonas afectadas por "Manuel"
El secretario realizó un recorrido por zonas afectadas por "Manuel" (Cortesía Sedatu)

México

El secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín dijo que el Gobierno de la República mantiene un trabajo intenso en el Plan Nuevo Guerrero y tiene abiertos todos los frentes para terminar cuanto antes la construcción de vivienda comprometida.

El funcionario supervisó obras en diferentes regiones de Guerrero, como la Montaña, Zona Norte, Tierra Caliente, Costa Chica y Costa Grande; así como el proceso de reubicación en Chilpancingo, Acapulco y La Pintada, poblado del municipio de Atoyac de Álvarez.

Insistió que se tiene abiertos todos los frentes y la voluntad de identificar y corregir cualquier problema que afecte el avance de las obras, desde los de carácter técnico hasta los administrativos. La base de estos trabajos, expuso, es respetar los criterios de protección civil, para llevar seguridad a los habitantes y sabemos que esto lleva tiempo y dinero.

En Acapulco, supervisó la construcción de 100 viviendas en la Unidad Habitacional Placido Domingo, las cuales fueron edificadas con obras preventivas que van a evitar cualquier inundación, toda vez que contará con un canal bardeado que va a drenar el agua al Río La Sabana.

En Chilpancingo constató el proceso de urbanización, apertura de vialidades e introducción de servicios en un predio de la zona norte, terreno que forma parte de la primera etapa de reubicación de damnificados por las lluvias del fenómeno natural "Manuel".

En la zona sur de Chilpancingo, el responsable de la política de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, constató las obras que corresponden a la urbanización, apertura de vialidad e introducción de servicios al predio que dará albergue a decenas de familias reubicadas de las barrancas y la zona norte, mismas que sufrieron las consecuencias de las inundaciones de finales del 2013.

En La Pintada, su presencia fue para verificar el progreso en la construcción de vivienda y de las obras de aseguramiento del cerro, lo cual servirá para que los habitantes de esta comunidad del municipio de Atoyac de Álvarez tengan plena seguridad.

Los últimos dos recorridos por el estado de Guerrero, fueron en el municipio de Valerio Trujano y en la comunidad de San Francisco Ozomatlán, en el municipio de Huitzuco de los Figueroa. El objetivo fue instruir que la reconstrucción no se detenga y las obras abonen al proceso de convencimiento de la población, de que una reubicación de las zonas de riesgo les dará una mejor calidad de vida, con vivienda propia y segura.