Sección XVIII del SUSPEG dice no a evaluación magisterial

Maestros acuerdan en asamblea que el próximo 15 de julio se movilizarán aunque falta definir el lugar y el punto de salida. También habrá paros laborales de 24 a 48 horas y de ser necesario de 72 ...

Chilpancingo

La Sección XVIII del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) -que aglutina profesores de nivel estatal-, dio a conocer su rechazo a la evaluación derivada de la reforma educativa, por lo que anticipó que se movilizarán para dar a conocer públicamente su postura.

La mañana del viernes 3 de julio, la sección XVIII convocó a sus agremiados a una asamblea que se desarrolló en la cabecera municipal de Chilpancingo, en ella acordaron impulsar manifestaciones para pronunciarse en contra de la evaluación hacia la planta docente.

Por esa razón, acordaron realizar la primera movilización el próximo 15 de julio, aunque todavía no se define el lugar ni el punto de salida.

Se optó por marchar el 15 de julio en atención a las actividades que los mentores tienen en sus planteles, ya que los padres de familia también ejercen presión para que se cumpla cabalmente con el calendario escolar.

Mientras, cada uno de los mentores inconformes habrá de colocar lonas fuera de sus planteles para ratificar la oposición que tiene frente a la evaluación.

En ese proceso, los docentes estatales incorporados a la sección XVIII del SUSPEG habrán de convocar a reuniones con los padres de familia, para efecto de explicarles las razones que tienen para oponerse.

"No se trata únicamente de que se enteren de que no vamos a dar clases porque sí, deben ser informados cabalmente de todo para que sean nuestros más cercanos aliados", señalaron los dirigentes sindicales.

Aunque no expusieron las fechas exactas, en la asamblea de este viernes se acordó realizar paros laborales de 24 a 48 horas, cuando sea necesario los paros se pueden prolongar hasta por 72 horas.

La sección XVIII estuvo presente en las movilizaciones de 2013 contra la reforma educativa, coordinándose estrechamente con la Coordinadora Estatal de trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y también se sumó a las acciones de protesta con los 43 desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa, tras los ataques del 26 de septiembre de 2014.