Sección 22 entrega pliego petitorio a Cué

La dirigencia amagó con un paro indefinido y con instalar plantones en la ciudad de Oaxaca y en el Distrito Federal si no obtienen respuesta a sus peticiones en un plazo de 15 días.
El gobernador Gabino Cué recibió el pliego petitorio de manos de dirigentes de la sección 22 de la CNTE.
El gobernador Gabino Cué recibió el pliego petitorio de manos de dirigentes de la sección 22 de la CNTE. (Especial)

Oaxaca

La dirigencia de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) entregó en manos del gobernador Gabino Cué su pliego petitorio de demandas y amagó con un paro indefinido de labores e instalar plantones en Oaxaca como en el Distrito Federal, si no obtienen respuestas a sus peticiones en un plazo de 15 días.

Los docentes exigen la regularización de mil plazas, además de la entrega de 900 plazas automáticas para normalistas, un aumento salarial, la liberación de sus presos políticos, entre ellos los implicados en el secuestro de los sobrinos del Presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) Gerardo Gutiérrez Candiani, que están encerrados en el penal de alta seguridad de Puente Grande Jalisco y urgen mejoras a la infraestructura escolar de la entidad.

También agregaron a sus demandas la promulgación de una Comisión de la verdad para castigar a los responsables por los crímenes y desapariciones de profesores y activistas ocurridos durante la revuelta social del 2006.

Los maestros realizaron una marcha que partió de la periferia y que estuvo respaldada por organizaciones afines, además de grupos anarquistas que realizaron pintas en el centro histórico, comercios y quemaron una bandera nacional en la zona del Zócalo, de los cuales la policía estatal logro detener a 9 implicados, que fueron remitidos ante autoridades ministeriales en la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

El secretario de organización del gremio Francisco Villalobos, se deslindo de los irruptores y los catalogo de "infiltrados".

El líder gremial fue recibido en audiencia en las oficinas del Palacio de Gobierno, junto con los integrantes de la Comisión Política de su gremio por el gobernador, quien reafirmó su disposición por encauzar por la vía del dialogo cada una de las peticiones de los docentes, afirmando que la única limitante es la disponibilidad presupuestal.

Cué, suscribió el acuse de recibo del pliego petitorio, y al hacerlo señaló enfático que el Gobierno de Oaxaca y los trabajadores de la educación tienen en sus manos la responsabilidad histórica de honrar a la educación pública como un instrumento para impulsar el desarrollo integral de Oaxaca y cerrar las brechas de inequidad que durante más de ocho décadas han inhibido el progreso de la entidad.

El documento entregado consta de 10 planteamientos centrales, los cuales serán atendidos en el marco de las facultades que le son propias al Gobierno Estatal, a través de la realización de mesas de trabajo que serán instaladas a la brevedad posible.

Cué aquilató la decisión del magisterio de la entidad para ejercitar su libertad de expresión, sin lesionar los derechos de la población y salvaguardar la actividad económica del estado, sin renunciar a la defensa de sus derechos y conquistas gremiales, lo que representa un testimonio de responsabilidad social.

"Las maestras y maestros de la CNTE deben tener certeza que cuentan con la voluntad y el respaldo de mi gobierno, pero también considerar que la complejidad de la problemática y la estrechez de recursos, requerirá del magisterio paciencia y moderación; de ninguna manera conformismo; ni mucho menos, renunciar a sus derechos y conquistas laborales", afirmó.

El gobernador dijo que continuará trabajando con la Legislatura del Congreso Local y la sección 22, en la construcción del proceso de consulta pública, cuyo objetivo es construir una Ley Estatal de Educación debidamente armonizada con la Constitución General de la República y la Ley General de Educación, antes de que concluya el actual ciclo escolar.