Se suma otra mamá a denuncia por desapariciones forzadas

El CDHM dijo que María Olaya Dozal Rocha, originaria de Chihuahua viajó a Suiza en compañía de una abogada del organismo para informar sobre estos hechos ocurridos en la entidad.

Chihuahua

La chihuahuense, María Olaya Dozal Rocha, se integró al viaje de los familiares de los normalistas de Ayotzinapa para denunciar la desaparición de su hija ante el Comité Contra las Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza.

El Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedehm) informó que la afectada viajó en compañía de una abogada de este organismo para dar cuenta sobre las "desapariciones forzadas e involuntarias" ocurridas en Chihuahua.

"La maestra Dozal viajó a Suiza para comparecer ante los diez expertos que integran el Comité sobre Desapariciones Forzadas de la Organización de las Naciones Unidas e informar de la situación de Chihuahua, una de las entidades con mayor índice de personas desaparecidas", indicó.

Se añadió que la madre de familia explicará "el problema ignorado e invisible de las desapariciones en esta entidad norteña" y entregará un video de testimonios titulado: "Las voces de los desaparecidos y las desaparecidas en México".

El material realizado por las familias afectadas, muestra la situación de las víctimas invisibles de la guerra: es decir, las madres, hermanas, tías y abuelas que han quedado al frente de sus familias "destrozadas por la violencia" y a cargo de huérfanos/as, sin políticas públicas ni legislación adecuada.

En el video se sostiene que Cuauhtémoc, Chihuahua y Ayotzinapa, Guerrero, están lejanos geográficamente y cercanos en dolor e indignación, con patrones idénticos de participación y complicidad entre grupos criminales con policías y militares en la desaparición de nuestros hijos e hijas:

"Es cierto, en Ayotzinapa faltan 43, en Cuauhtémoc nos faltan 355 jóvenes, en Chihuahua mil 520 y en el país más de 22 mil 300. Todo México es un cementerio. Con profunda indignación las mujeres realizan una denuncia pública de su situación".

"En los pueblos nos obligan a convivir con grupos criminales, policías y militares. Presas del terror, debemos caminar bajo la mirada amenazante de los hombres con sus armas listas para disparar, allanar cualquier hogar o para llevarse a nuestras hijas o hijos como botín de guerra", se destaca.

Cabe resaltar, que la Fiscalía General del Estado (FGE), ofrece una recompensa de 100 mil pesos para quien aporte datos que permitan localizar a la hija de Dozal Rocha, Alejandra Olaya Chávez Dozal, desaparecida el mes de julio de 2009.

La joven de 16 años al momento de la desaparición, estatura: 1.57 metros, complexión delgada, fue vista por última vez en la colonia CTM de la ciudad de Cuauhtémoc. Se presume que fue llevada "por un joven" a Batopilas, Chihuahua.