Se normaliza poco a poco situación de Chilapa de Álvarez

Con la presencia del Ejército, Marina y Policía se inhibió la actuación de los delincuentes y hoy los enfrentamientos cesaron, pero los patrullajes de los militares se incrementaron.
La presencia de los pobladores por las calles de Chilapa es efímero.
La presencia de los pobladores por las calles de Chilapa es efímero. (Especial)

Chilpancingo

Con la operación de militares y policías, Chilapa de Álvarez entró en un proceso de pacificación, tras dos días de enfrentamientos entre grupos delictivos que arrojaron el saldo de 13 muertos y por lo menos nueve heridos.

La mañana del viernes 11 de julio, el presidente municipal de Chilapa de Álvarez, Francisco Javier García González señaló que aunque con mucha tensión, en la cabecera municipal había un clima de tranquilidad.

"Esperamos que esto baje minuto a minuto, hora con hora", refirió el primer edil.

Indicó que los enfrentamientos del miércoles y jueves no son la constante que se vive en la demarcación, pues el problema de la inseguridad es un flagelo que daña prácticamente a todo el país.

El jefe de cabildo mencionó que desde su ámbito de competencia, el ayuntamiento ha estado pendiente de lo que ocurre en materia de seguridad pública, buscando siempre la coordinación con las corporaciones del estado y la federación.

En cuento se registró el primer encontronazo que arrojó el saldo inicial de seis muertos, García González manifestó que solicitó el apoyo del gobernador Aguirre Rivero y este envió a la Unidad de Fuerzas Especiales (UFE) de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y personal del Ejército Mexicano.

El jueves los delincuentes que merodeaban la zona enfrentaron a la policía, el resultado fue de seis presuntos sicarios muertos y la baja de un elemento de seguridad pública.

La presencia de la Marina y los soldados inhibió la actuación de los delincuentes, por eso es que para la mañana del viernes los enfrentamientos cesaron, pero los patrullajes de los militares se incrementaron.

"Hay que recordar que los municipios tenemos un carácter preventivo, lo que se refiere a narcotráfico y crimen organizado es del ámbito federal, de cuyos cuerpos nosotros hemos tenido el cobijo desde que lo requerimos", apuntó.

Aunque en un contexto de miedo, dijo que los comerciantes de la localidad abrieron sus negocios.

Los mandos del ejército ya informaron al municipio, que la indicación que llevan es quedarse en Chilapa el tiempo que sea necesario, hasta que se erradique la presencia de grupos del crimen organizado.

Ratificó que nunca hubo la intención de aplicar un toque de queda, aunque sí recomendó a la sociedad que si no hay la necesidad de estar en la calle, lo mejor es que después de las ocho de la noche se queden en sus casas.

Argumentó: "No tiene caso que ante esta oleada de violencia, los jóvenes se expongan en las calles a ser victimas de un fuego cruzado, por eso recomendamos que a partir de las ocho de la noche ya estén todos en sus domicilios".

La sugerencia, dijo que de ninguna manera lleva la intención de restringir el derecho al libre tránsito en la cabecera municipal y comunidades.