Se enfrenta CNTE contra sección 59 del SNTE en Oaxaca

Otro contingente de la CNTE cercó sedes de diferentes partidos políticos y advirtieron que realizarán una campaña para promover el voto de castigo por aprobar las reformas estructurales.

Oaxaca

Un grupo de profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), corretearon y enfrentaron a empujones y golpes a un reducido grupo de trabajadores de la sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que se manifestaban en la sede de la delegación estatal de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para demandar la liberación de pagos retenidos a profesores auto ubicados y comunitarios que imparten cases en escuelas recuperadas por padres de familia.

Los docentes de la CNTE arribaron primero lanzando consignas, terminado por empujar a sus opositores, quienes en una gran mayoría optaron por escapar corriendo.

Fueron pocos lo que encararon lo que genero un enfrentamiento donde una de las partes arrojo botellas de agua y piedras.

Al crecer el contingente de la CNTE, los docentes de la SNTE optaron por el repliegue, abandonaron la zona de la protesta.

En la gresca se reportan al menos cinco docentes lesionados, y uno retenido, mismo que fue trasladado en calidad de rehén a la sede de la sección 22 en la zona del Centro Histórico donde la CNTE mantiene su plantón.

Los maestros de la Sección 59 de la SNTE, encabezados por Humberto Alcalá y Miguel Silva Selvas, recriminaron a los representantes de la SEP que se haya discriminado a los profesores comunitarios que imparten clases en escuelas recuperadas que no se les haya cubierto su salario.

En tanto la sección 22 de la CNTE, exigió a la SEP que desconozca como gremio a la sección 59 de la SNTE, ya que tal organización carece de toma de nota, además de que son los responsables de los enfrentamientos entre comités de padres de familias en los municipios de Oaxaca por la disputa de escuelas.

CERCO A PARTIDOS

En tanto, otros contingentes de la CNTE realizaron cercos frente a la sede de diferentes partidos políticos, advirtiendo que desplegarán una campaña para promover el voto de castigo por haber sido los responsables de permitir la aprobación de las reformas estructurales promovidas por el presidente Enrique Peña, entre ellas la Reforma Educativa Federal.