Se deslindan comisarios de Chilapa de los Ardillos

Más de 25 mil habitantes están aislados de la cabecera municipal, o que perjudica la actividad productiva y la vida cotidiana de parte importante de la Montaña Baja.
Apolonio Villanueva Jiménez, comisario de Xiloxuchican, rechazó cualquier vinculación con Los Ardillos de la gente que lo acompañó  en la toma de Iguala
Apolonio Villanueva Jiménez, comisario de Xiloxuchican, rechazó cualquier vinculación con Los Ardillos de la gente que lo acompañó en la toma de Iguala (Rogelio Gustín Esteban)

Puebla

Comisarios de Chilapa se deslindaron del grupo criminal denominado Los Ardillos, luego dieron a conocer que más de 25 mil habitantes de la zona rural ya no pueden ir a la cabecera municipal, lo que perjudica la actividad productiva y la vida cotidiana de parte importante de la Montaña Baja.

Encabezados por el comisariado ejidal de Xiloxuchicán y San Ángel, Apolonio Villanueva Jiménez, representantes de 30 comunidades afectadas por la pugna entre grupos del crimen organizado viajaron a Chilpancingo para desmarcarse de cualquier vinculación con la desaparición de 16 personas, las cuales se asegura, se registraron durante los cinco días en que ellos permanecieron en la cabecera.

"Nosotros nos deslindamos de las imputaciones que los familiares de los desaparecidos del municipio de Chilapa de Álvarez nos hacen, toda vez que precisamente nos organizamos para defendernos de la delincuencia organizada, también tenemos varios familiares desaparecidos y muertos", señala un documento leído ante medios de comunicación en Chilpancingo.

Explicaron que del 9 al 14 de mayo se manifestaron para reclamar que se hiciera justicia para sus muertos, sin embargo hasta el momento no se les ha dado la respuesta que reclaman, por eso apuntaron: "No somos delincuentes, lo que pedimos es justicia para nuestros muertos y desaparecidos".

Pidieron que se cumpla la minuta de acuerdos firmada por el gobernador la tarde del 21 de mayo, cuando le pidieron el envío de personal de la Marina Armada para colaborar con la búsqueda de por lo menos 30 desaparecidos de la zona rural.

"Le pedimos que la Fiscalía General del Estado deje de hostigarnos, ya que la Policía Ministerial nos intimida, lo que vulnera nuestros derechos humanos y garantías individuales", señala también el escrito de los comisarios.

Aislados de la cabecera

En la conferencia se presentó al abogado Jesús Escobedo Sánchez como abogado de los comisarios de Chilapa, él fue respaldado con la firma de Gregorio Salmerón Castro, de Coatzingo; Bernardo Nava Acatitlán, de Zizicazapa, Faustino Mendoza Chino, de Xiloxuchicán, Abe Luna Hernández de Matlala, Gregorio Hidalgo Jaimes de San Ángel, Fortino Martínez Mendoza de Vista Hermosa, Antonio Vázquez Vázquez de Buena Vista del Río y Luis Marcos Rafael, de Atenxoxola, entre otros.

El abogado Escobedo González explicó que en las 30 comunidades rurales que reportan desaparecidos hay por lo menos 25 mil habitantes que ya no tienen comunicación con la cabecera.

El primer problema que enfrentan, es que las urvans que los comunicaban con la cabecera de Chilapa ya no dan el servicio, pues los choferes tienen miedo de que se les levante y desaparezca, ya que la delincuencia les impone una cuota de cinco mil pesos mensuales, la que les resulta en muchos casos impagables.

Los artesanos, campesinos y ganaderos ya no pueden ir a la cabecera para comprar insumos o vender sus productos, lo que mantienen la actividad comercial postrada.

Apolonio Jiménez expuso su ejemplo, pues se dedica a la cría de ganado porcino, razón por la que de manera recurrente viajaba hacia Chilapa para conseguir el alimento especial que necesita en la engorda de los lechones.

Ahora tiene que ir hasta Mochitlán, el lugar más próximo en el que se maneja el alimento que requiere.

Los artesanos que cotidianamente viajaban a Chilapa ya no lo harán más; ahora organizan un tianguis en la comunidad de Ayahualulco, para evitar ser objeto de una agresión.

El cambio de sede para el tianguis artesanal es algo nuevo, por eso el comisario se excusa de la posibilidad de asegurar si representa un éxito, pues la actividad apenas comienza.