Se deslinda la UPOEG de atraco a automovilistas en autopista

Integrantes de la Coordinadora Estatal de Transportistas Independientes del Estado de Guerrero fueron testigos del saqueo de varios camiones de carga y el pago de 50 persos de peaje.

Chilpancingo

La Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) se deslindó del grupo de presuntos policías comunitarios que la jornada del jueves tomaron la caseta de peaje de Palo Blanco, lugar en el que impusieron una cuota de 50 pesos a los automovilistas y saquearon camiones de carga con el uso de armas de fuego.

La noche del jueves 8 de enero, la dirigencia de la Coordinadora Estatal de Transportistas Independientes del Estado de Guerrero (CETIG) denunció que un grupo de supuestos policías comunitarios incorporados a la UPOEG se había instalado en la caseta de peaje de Palo Blanco, en la Autopista del Sol.

Observaron como se imponía por la fuerza una cuota de 50 pesos a cada automovilista, pese a que Caminos y Puentes Federales (Capufe) ha reducido su cobro a solo 30, lo que generó inconformidad entre los viajantes.

Los dirigentes de la CETIG, organización incorporada a la Asamblea Nacional Popular (ANP) también fueron testigos del saqueo de varios camiones de carga y del "decomiso" de al menos cuatro unidades particulares, que no eran propiedad de ninguna dependencia gubernamental.

Al reprocharles la manera en que enturbiaban el movimiento a favor de los normalistas desaparecidos en Iguala, los presuntos comunitarios se lanzaron a golpes contra los representantes de la CETIG y los amagaron con sus armas de fuego, lo que generó varios minutos de tensión.

Al final, los supuestos integrantes de la UPOEG se retiraron pero advirtieron que regresarían.

La mañana del viernes 9, el dirigente de la Unión de Pueblos, Bruno Placido Valerio convocó a los medios de comunicación para deslindar a dicha organización de cualquier acto que implique la petición de dinero a los automovilistas, menos en las casetas de peaje de la Autopista del Sol.

Indicó que la UPOEG se ha pronunciado siempre con respeto en torno al movimiento social impulsado por los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, de tal suerte que sus integrantes no incurrirían en el error de desprestigiar dicha causa.

Más aún, ofreció realizar una investigación en los pueblos de Xaltianguis y Xolapa, para establecer quienes de la zona rural de Acapulco participaron en los hechos del jueves.

Si se confirma que hubo una actuación irregular, que rompa con el reglamento del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SSJC) por parte de integrantes de la UPOEG, entonces se hará la valoración respecto a las sanciones ha que haya lugar.

Lo que sí planteó, fue la necesidad de establecer mecanismos que impidan que cualquier persona pueda lucrar con el movimiento generado por los ataques cometidos por la policía municipal de Iguala, ya que eso contaminará la demanda principal que es la presentación con vida de los 42 desaparecidos.

No descartó la posibilidad de que la acción haya sido manipulada por gente infiltrada, con la intención de generar animadversión hacia maestros y estudiantes, pues hasta el momento se observa que la tendencia gubernamental va encaminada hacia la represión.

Recordó que la UPOEG ha dedicado varios esfuerzos para impulsar la búsqueda de los jóvenes en Iguala y sus inmediaciones, no han logrado resultados concretos en el caso de los 43, pero en cambio se ha generado un proceso de concientización muy claro en las familias de personas desaparecidas al calor de la lucha entre grupos del crimen organizado.