Choca pipa en Veracruz; derrama combustible a río

La pipa de doble remolque, con capacidad de 28 mil 500 litros de combustible cada uno, chocó en la autopista Veracruz-Puebla; el río Blanco resultó contaminado por la gasolina.
Por la dispersión del hidrocarburo se cerró la autopista en ambos sentidos de circulación,  quedando como vía alterna la carretera federal Veracruz-Puebla.
Por la dispersión del hidrocarburo se cerró la autopista en ambos sentidos de circulación, quedando como vía alterna la carretera federal Veracruz-Puebla. (Especial)

Veracruz

Una pipa con doble remolque chocó contra dos tráileres sobre la autopista Veracruz-Puebla, lo que provocó que el combustible que trasportara se derramara hasta el río Blanco, a la altura del municipio de Nogales.

Los hechos ocurrieron esta tarde a la altura del kilómetro 267 de la pista de peaje cuando un camión torton con placas 152-DX7, que trasportaba frascos de vidrios, volcó, lo que obligó a que un tráiler Vic International con caja seca, placas 642-DH5 frenara de emergencia, pero fue alcanzado por un auto-tanque marca Kenworth, con doble remolque con capacidad de 28 mil 500 litros de combustible cada uno.

Uno de los remolques del autotaque sufrió una fisura, por lo que perdió el 70% del combustible que contenía, gran parte del cual escurrió hasta el Río Blanco.

Debido a la dispersión de la gasolina fue necesario cerrar la circulación en ambos sentidos de la autopista, por lo que el tránsito fue desviado a la carretera federal Veracruz-Puebla, a la altura del kilómetro 262+200, en el entronque de la comunidad Los Pocitos.

Las maniobras de retiro de la carga del camión volcado y el trasvase del combustible tomaron varias horas, dijeron autoridades de la Secretaría de Protección Civil.

En el percance no hubo personas lesionadas, solo daños materiales y la afectación ambiental en el río Blanco por el derrame de gasolina. La pipa de la que se filtró el combustible es propiedad de la empresa Petroquímicos, S.A. de C.V.

Debido a la contaminación de afluente que desemboca en el municipio de Alvarado, se notificó a las autoridades de la Conagua, Profepa, la Secretaría del Medio Ambiente, así como a la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente para tomar cartas en el asunto.