Se crucifican comuneros frente a Profepa en Oaxaca

Denuncian que el ayuntamiento de Teposcolula contamina el río de la comunidad con agua negras, lo que ha provocado daños a la salud de cientos de habitantes y la muerte de ganado.
Pobladores de los municipios de San Pedro y San Pablo Teposcolula exigen a las autoridades municipales indemnizar a los afectados, que se limpie la zona y se construya una planta de tratamiento de aguas residuales.
Pobladores de los municipios de San Pedro y San Pablo Teposcolula exigen a las autoridades municipales indemnizar a los afectados, que se limpie la zona y se construya una planta de tratamiento de aguas residuales. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Un grupo de comuneros del municipio de San Pedro y San Pablo Teposcolula, se crucificaron frente a la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA), para denunciar la contaminación con agua negras a un río,  que ha  generado daños a la salud de cientos de habitantes y la muerte de ganado.

Efraín Solano Linares, representante de los inconformes, denunció que se ha documentado ante la institución federal los daños graves que provocan al medio ambiente el desecho de agua negras por parte del ayuntamiento de Teposcolula al río de la comunidad, que afecta el uso corriente del agua en varias agencias municipales y rancherías.

“Venimos con pruebas palpables, de las enfermedades en la piel y las infecciones intestinales que padecen los niños, niñas y tenemos el reporte oficial de la muerte de nuestro ganado. Además alertamos sobre la contaminación de nuestros cultivos”.

Según Linares, el presidente municipal Felipe de Jesús Morales, además de desechar las aguas negras que concentra la cabecera municipal al río de las comunidades afectadas, permite que empresas industriales también realicen sus descargas en el cauce.

Dijo que desde hace tres años se ha denunciado la problemática y solo han encontrado una actitud indolente y cómplice del delegado de PROFEPA, Nereo García, al problema porque no se ha emitido ninguna revisión o auditoria ambiental en la zona.

“Si no puede el delegado de la PROFEPA con el cargo o tiene muchos compromisos que deje su cargo y que venga otra persona que tenga la suficiente responsabilidad para someter a quienes contaminan el ambiente y nuestros ríos”.

Exigieron que se obligue a la autoridad municipal a pagar los daños generados e indemnizaciones y se realice una limpia y mitigación de la zona y se inicie la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales.

En tanto la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), informó que se atendió a autoridades de la comunidad de San Miguel Tixa, Municipio de San Pedro y San Pablo Teposculula.

La PROFEPA dijo que se ofreció a dichos comuneros dar seguimiento puntual del caso y revisar si existe competencia alguna de su parte, a fin de deslindar las respectivas responsabilidades.

De manera inicial, abundó, se le dará el seguimiento puntual del caso por medio de reuniones con los representantes de la comunidad de San Miguel Tixa, Municipio de San Pedro y San Pablo Teposcolula.