Se crucifica comerciante para pedir apoyo a César Duarte

Mario Loza Ramos, propietario de la estética "La Familia", denuncia corrupción en la JCA por apoyar a un ex empleado que lo acusa de no pagar su liquidación desde hace cinco años.
Mario Loza Ramos, dueño de una estética se crucificó para pedir su apoyo al gobernador César Duarte para no perder el juicio laboral ante la JCA.
Mario Loza Ramos, dueño de una estética se crucificó para pedir su apoyo al gobernador César Duarte para no perder el juicio laboral ante la JCA. (Juan José García Amaro)

Chihuahua

Mario Loza Ramos, propietario de la estética "La Familia", se crucificó frente a las oficinas del Gobierno de Chihuahua para acusar de corrupción al personal de la Junta Conciliación y Arbitraje, la cual, dijo: está del lado de un empleado que lo acusa de no pagarle su liquidación desde hace cinco años.

Mientras el gobernador César Duarte Jáquez y el alcalde de Ciudad Juárez, Enrique Serrano Escobar, atendían a casi cinco mil personas en una audiencia pública en ese lugar, el manifestante pidió su apoyo para no perder el juicio laboral.

Vestido con una túnica blanca y atado de pies y manos sobre una cruz, el comerciante dijo que su empleado le renunció para "poner" su propio negocio, "pero como le fue mal, regresó un año después para denunciarme por despido injustificado".