Se compromete Ceteg a no vandalizar edificios públicos

Padres de familia pidieron a profesores no salirse del marco legal. La docente Antonia Morales Vélez reconoció que deben cambiar sus métodos de lucha para llegar a los papás y buscar el consenso ...

Chilpancingo

La disidencia magisterial aceptó no vandalizar edificios públicos, a partir de reuniones con padres de familia, que le dieron su respaldo a cambio de no salirse del marco legal.

De primera instancia, la profesora Antonia Morales Vélez se deslindó de la quema cometida contra la Subsecretaría de Educación Básica de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), la mañana del jueves 9 de junio.

Recordó que los profesores disidentes nunca se han escondido para realizar una acción, como sucedió con el grupo que quemó dicho inmueble.

"Nosotros de nuestras acciones hemos dado la cara incluso hasta cuando algo se nos sale de control, porque no vamos a proceder como cobardes para tratar de echarle la culpa a otros", manifestó.

Indicó que los trabajadores de la Subsecretaría atacada saben quienes son los responsables, al igual que los funcionarios de la SEG, ya que en dichas instalaciones había cámaras de vigilancia y se conectan con un servidor.

Luego vino la precisión en torno a ese tipo de actividades: "Hoy tenemos claro que debemos cambiar nuestros métodos de lucha, tenemos que llegar a los padres de familia y buscar el consenso con ellos".

Continuó: "Derivado del diálogo con los padres de familia, hemos acordado que tenemos que reconstruir el contacto con la sociedad, lo que pasa por modificar nuestros mecanismos de lucha, porque en las reuniones con los jefes de familia nos han dicho muchas veces que no quiere quemas, tampoco que se rompan cristales ni nada que genere violencia".

Bajo dicha circunstancia, destacó que en adelante habrá acciones "más pensadas" de parte del magisterio, para reclamar al Estado que la educación siga con su carácter gratuito de manera enérgica, pero sin llegar de ninguna manera a la violencia".