Se alistan padres de familia contra CNTE en Oaxaca

Se prevé que maestros realicen un paro de labores parciales el próximo 9 y 18 de marzo en las escuelas de la entidad, por ello un grupo de papás analizan "asegurar" escuelas para que no las cierren.

Oaxaca

Un grupo de padres de familia se prepara para sellar las escuelas en Oaxaca ante el amague de un nuevo paro de labores generalizado por parte de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Los docentes acordaron en su Asamblea Estatal realizar una jornada de movilizaciones con paro de labores parciales, que implicaría suspender las actividades los días 9 y 18 de marzo en las 13 mil escuelas de Oaxaca a donde acuden un millón de alumnos.

Ante la advertencia los padres de familia discuten valer una estrategia para realizar el "aseguramiento" de las escuelas para que los docentes no las cierren y se puedan seguir impartiendo clases.

Los presidente tanto de la Coordinadora de Padres de Familia Luisa García y de la Asociación Estatal de Padres de Familia Efraín Morales, plantean tomar bajo control las escuelas y entregárselas a tutela del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, (IEEPO), quien a su vez las entregará a los padres de familia con nueva plantilla de profesores y se despida a los maestros paristas.

Los tutores precisan que es momento de imponer un alto a la impunidad a los actos de rebeldía de los profesores de la CNTE, quienes pese a la aplicación de descuentos, siguen ausentándose de sus aulas, abandonando a los alumnos para irse a las calles a protestar .

Denunciaron que dentro de la estructura gubernamental del IEEPO siguen fungiendo supervisores escolares y directores afines a la CNTE que se niegan a denunciar a los docentes faltistas por temer represalias de la gremial.

En tanto el vocero del IEEPO Jorge Oropeza, afirmó que en Oaxaca hay un acatamiento de la reforma educativa federal y sentencio que si los docentes se atreven a suspender las labores en las escuelas se tendrán que aplicar los descuentos correspondientes.

Precisó que en los últimos nueve meses desde la recuperación de la rectoría de la educación y la transformación de la dependencia se han aplicado cinco descuentos por paros injustificados realizado por la sección 22.

Afirmó que cada vez son menos los maestros que se aventuran a parar clases por presión, resaltando que de acuerdo al último recuento solo es 20 por ciento de los maestros que han osado abandonar sus aulas para ir a las calles a manifestarse.