Intenta pasajero saltar del avión cuando despegaba en Cancún

Suspenden vuelo 631 de Volaris con destino a Guadalajara, luego de que el joven de 20 años, que padece trastornos mentales, gritara que la nave iba a explotar e intentara lanzarse.
Suspenden el vuelo 631 de Volaris con destino a Guadalajara por razones de seguridad.
Suspenden el vuelo 631 de Volaris con destino a Guadalajara por razones de seguridad. (Fernando Meraz)

Cancún

Un joven de 20 años con trastornos mentales obligó a suspender el vuelo 631 de Volaris con destino a Guadalajara, luego de gritar que la nave iba a explotar trató de saltar a tierra en pleno despegue.

El capitán de la nave, decidió suspender el viaje, confirmó el vocero del Aeropuerto Internacional de esta ciudad, Eduardo Rivadeneira.

Aterrados por el susto, los 160 pasajeros dijeron que el joven Gabriel Varela Lemus, presentaba actitud agresiva desde antes de abordar el avión, acompañado por su madre por lo que el personal de seguridad trató de impedirle el acceso, pero intervino la mamá y se le permitió abordar.

Cuando la nave enfilaba por la pista de despegue comenzó a llamar a las sobrecargo. Una de estas le indicó que esperara a que se realizara el despegue, por lo que Gabriel Varela comenzó a gritar vociferante que "debía tomar el control de la nave."

Dos aeromozas trataron de calmarlo, pero el pasajero insistía en levantarse de su asiento, ante lo cual acudieron otros miembros de la tripulación, el muchacho mide un metro ochenta y es corpulento. Nuevamente, accedieron a dejarlo volar, con la promesa que se mantendría calmado.

Finalmente Gabriel se incorporó y se dirigió a la cabina de sobrecargos, en donde tomó un altoparlante y gritó que la nave iba a estallar.

Acto seguido Gabriel Varela, quien sufre bipolaridad, se dirigió a la puerta trasera, la abrió e intentó lanzarse a tierra de una altura de aproximadamente cuatro metros.

El avión, cuya salida estaba programada a las 5:15 del martes, fue cancelado por razones de seguridad, en tanto se verificaba la eventual colocación de explosivos en el aparato.

Todos los pasajeros fueron regresados a la sala de espera, donde pernoctaron toda la noche, a la espera de viajar hoy por la mañana en otro vuelo que les asignen.

En tanto, Gabriel Varela Lemus fue sometido por agentes de la Policía Federal y de Seguridad del Aeropuerto y presentado ante un agente del Ministerio Público Federal para fincarle responsabilidades.

Este decidió enviarlo al Hospital General, en donde la doctora Pilar Ortiz diagnosticó trastorno bipolar, por lo que fue entregado a su madre.

El fin de semana Varela, quien vino de vacaciones, trató de regresar en otro vuelo, pero personal de la aerolínea lo impidió ante su actitud agresiva y extraño proceder.

Él mismo llamó a su familia en Guadalajara, y su madre negoció con la empresa Volaris y se comprometió a venir por él a Cancún para llevárselo personalmente.

Los pasajeros tuvieron opción de tomar otro vuelo a Ciudad de México o viajar a Guadalajara por autobús. La mayoría regresó este miércoles, informó el vocero del aeropuerto, Eduardo Rivadeneira.