La UPOEG buscará a normalistas desaparecidos en Iguala

De los 43 estudiantes 17 son hijos de campesinos integrantes de la unión de pueblos, por lo que llegaron a Iguala de manera pacífica y sin armas, pero si el crimen organizado los agrede están ...

Chilpancingo

Al menos 300 integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) iniciaron una caravana para buscar a los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, van como civiles, pero aclaran que si los agrede la delincuencia organizada regresarán armados.

Entre los 43 normalistas rurales desaparecidos en la cuna de la bandera hay por lo menos 17 hijos de campesinos que forman parte de la UPOEG, algunos son policías ciudadanos en activo y otros se desempeñan como comisarios.

Los grupos de policías comunitarios salieron durante la madrugada del martes de municipios de la Costa Chica, principalmente de Tecoanapa y Ayutla de los Libres con dirección a Iguala, van sin armas ni uniformes.

Hicieron una escala en Chilpancingo, cerca de las instalaciones del Congreso local, lugar en el que permanecieron por espacio de nueve horas.

Llegaron coordinados por Ernesto Gallardo Grande, uno de los principales operadores del movimiento de autodefensa que en enero de 2013 expulsó a los grupos del crimen organizado que operaban en San Marcos, Cruz Grande, Ayutla, Tecoanapa y Tierra Colorada, entre otros municipios de la Costa Chica.

Solo de Tecoanapa, la UPOEG reporta ocho estudiantes de la Normal de Ayotzinapa desaparecidos desde la noche del 26 de septiembre, sumando los casos de Ayutla se alcanza un total de 17.

Se trata de hijos de policías comunitarios que se perdieron desde los ataques armados del viernes 26 y la madrugada del sábado 27 de septiembre.

Los integrantes del Sistema de Seguridad Ciudadana (SSC) analizaron los riesgos que tiene ingresar a una zona en la que se presume todavía prevalece un control casi absoluto del crimen organizado, particularmente de Guerreros Unidos, grupo delictivo al que se adjudica la ejecución de por lo menos 17 estudiantes de Ayotzinapa.

En 2013, la UPOEG realizó varios hallazgos de fosas clandestinas en Ayutla, Tecoanapa, Tierra Colorada y la zona del Valle del Ocotito, perteneciente a Chilpancingo.

Confían en que tienen la experiencia para rastrear en campo y zonas de difícil acceso, por lo que organizaron la caravana que ya está en un punto medio entre su zona de control y la cabecera municipal de Iguala.

La advertencia para Guerreros Unidos

"Ahorita vamos de manera pacífica para buscar a nuestros desaparecidos, pero si el crimen organizado le hace algo a los ciudadanos que nos acompañan, queremos decirles que estamos listos para ingresar armados a Iguala si es necesario", advirtió Ernesto Gallardo Grande, comandante regional de la Policía Ciudadana (PC) de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

En la explanada del Congreso local, la UPOEG y el Frente Popular por el Desarrollo del Estado de Guerrero (FPDEG) sostuvieron una reunión con los medios de comunicación para justificar las razones por las que este martes iniciaron la caravana hacia Iguala.

Bruno Placido Valerio, principal dirigente de la unión de pueblos refirió que ya se tiene una estrategia para realizar una búsqueda a ras de suelo en las colonias populares de Iguala, en donde pudieran estar secuestrados o asesinados los jóvenes desaparecidos desde el 26 de septiembre.

"Sabemos que los policías buscan solamente a orilla de carretera, nosotros vamos al campo para meternos hasta la zona en donde tengan a nuestros hijos; vamos a casas de seguridad donde estén secuestrados o fosas en donde los hayan enterrado, pero estamos resueltos a encontrarlos".

Ernesto Gallardo explicó que la caravana de aproximados 300 hombres sale de manera pacífica, nadie lleva uniforme ni armamento, pero no descartó la posibilidad de que sufran una agresión por parte del crimen organizado, particularmente del grupo denominado como Guerreros Unidos, que controla parte de la zona norte de la entidad.

"Ahorita vamos de manera pacífica para buscar a nuestros estudiantes, pero de una vez advertimos que si el crimen organizado le hace algo a nuestros ciudadanos, nosotros estamos listos para entrar armados en Iguala", apuntó.

La posición fue respaldada por Bruno Placido, quien señaló que los integrantes de la UPOEG saben en lo que se metieron cuando se levantaron en autodefensa.

"Si morimos por hacer algo, es mejor que pase eso a que nos quedemos quietos, estamos luchando por los estudiantes que son el futuro del país", anotó.

La caravana salió de Chilpancingo poco después de las 16:00 horas, después de afinar la logística bajo la que se desarrollaría el recorrido.