Caravana de la sección 22 de la CNTE sale rumbo a Guerrero

El líder de la sección 22, Rubén Núñez Ginés, sostuvo que a partir de los hechos ocurridos en Guerrero, la Coordinadora se unirá a las protestas para exigir justicia.

Oaxaca

A bordo de cinco autobuses, cuatro camionetas, cinco vehículos particulares y dos camiones torton cargados de víveres, partió la caravana motorizada de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que se sumaran a las protestas callejeras para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos y exigir castigo a los responsables de los asesinatos cometidos en Iguala por elementos de la policía municipal y sicarios del crimen organizado.

Entre los participantes se encuentran estudiantes de las 11 escuelas normales regionales y bilingües de Oaxaca, además de tres educadores por centro de trabajo de la CNTE.

Los normalistas y docentes abordaron los vehículos particulares y autobuses y en medio de una algarabía fueron despedidos por activistas de su movimiento, tras partir de la sede de la CNTE ubicada en la zona del Centro Histórico de Oaxaca, poco después de las 11:15 de la mañana de este miércoles.

La caravana trasladará ayuda económica y víveres que a través de aportaciones y colectas fueron realizadas por los mentores oaxaqueños en los últimos días.

El líder de la sección 22, Rubén Núñez Ginés, sostuvo que a partir de los hechos ocurridos en ese estado, el pasado 26 de septiembre cuando un comando armado atacó a estudiantes normalistas y civiles, así como la desaparición de 43 más, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se mantienen en alerta y se suma a las demandas de exigencia de justicia.

"No vamos a cejar nuestras protestas y manifestaciones hasta que no hayamos logrado que llegue la justicia y que paguen con cárcel los asesinos".

Núñez Ginés mostró su preocupación por el caso de los estudiantes desaparecidos, en particular por el caso de los oaxaqueños Christian Tomás Colón Garnica, originario de Tlacolula de Matamoros, Oaxaca y las heridas que sufrió Edgar Andrés Vargas, originario de San Francisco del Mar, Oaxaca, quien se encuentre hospitalizado, bajo resguardo policial tras ser considerado testigo clave en el ataque.

Detalló que en la Caravana motorizado se trasladan un total de 40 toneladas de víveres, y medicamentos, para los familiares de los desaparecidos de Ayotzinapa.

Núñez Gines, dijo que quienes cometieron "la masacre de Iguala", deben ser llevados ante cortes internacionales porque cometieron delitos de lesa humanidad.