Saldrá mañana caravana de la CNTE a Guerrero

El objetivo es sumarse a las protestas de normalistas para que presenten con vida a los 43 estudiantes y castigo a los asesinos de tres de sus compañeros y tres civiles más.

Oaxaca

Profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Ecuación (CNTE) y estudiantes normalistas de Oaxaca anunciaron para el próximo 15 de octubre una caravana motorizada para trasladase al estado de Guerrero para sumarse a las protestas callejeras para exigir la aparición con vida de los 43 estudiantes desaparecidos y exigir castigo a los responsables de los asesinatos cometidos en Iguala por elementos de la policía municipal y sicarios del crimen organizado.

Entre los participantes se encuentran estudiantes de las once escuelas normales regionales y bilingües de Oaxaca, además de tres educadores por centro de trabajo de la CNTE.

Los normalistas y docentes abordarán vehículos particulares y autobuses para trasladarse a la ciudad de Chilpancingo, Guerrero.

La caravana trasladará ayuda económica que a través de aportaciones hechas por los mentores oaxaqueños se hace, así como los víveres que se colectan en el edificio sindical de la CNTE ubicado en la zona del centro histórico.

El líder de la sección 22, Rubén Núñez Ginés, sostuvo que a partir de los hechos ocurridos en ese estado, el pasado 26 de septiembre cuando un comando armado atacó a estudiantes normalistas y civiles, así como la desaparición de 43 más, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) sumó a sus demandas la exigencia de justicia.

"No vamos a cejar nuestras protestas y manifestaciones hasta que no hayamos logrado que llegue la justicia y que paguen con cárcel los asesinos".

En tanto, autoridades comunales y organizaciones sociales hicieron pública su indignación por los hechos ocurridos el pasado 26 y 27 de septiembre en donde se cometieron violaciones a los derechos humanos contra estudiantes de la Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa en el estado de Guerrero, hechos que derivaron en el asesinato de tres estudiantes normalistas y de otras tres personas más, así como en la desaparición de 43 normalistas.

Las organizaciones repudiaron los lamentables actos y se unieron a la exigencia nacional e internacional de la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos; además del esclarecimiento de los hechos, el castigo a los responsables materiales e intelectuales y garantías de no repetición.

Los quejosos mostraron su preocupación por el caso de los estudiantes desaparecidos, en particular por el caso de los oaxaqueños Christian Tomás Colón Garnica, originario de Tlacolula de Matamoros, Oaxaca y las heridas que sufrió Édgar Andrés Vargas, originario de San Francisco del Mar, Oaxaca, quien se encuentre hospitalizado, bajo resguardo policial tras ser considerado testigo clave en el ataque.