Se han perdido 300 empleos en Chiapas por el paro magisterial

La Canaco informó que las empresas registran bajas por 80millones de pesos en los 70 días que lleva el paro de labores de los maestros.
Maestros se instalaron en plantón frente a las instalaciones de  la planta de abastecimiento y distribución de Pemex en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
Maestros se instalaron en plantón frente a las instalaciones de la planta de abastecimiento y distribución de Pemex en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. (Hermes Chávez (Archivo))

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

La Cámara Nacional de Comercio en Chiapas dio a conocer que a 70 días del paro de labores de maestros sindicalizados, 300 personas han perdido sus empleos en tanto las empresas registran bajas por 80 millones de pesos tan sólo en la capital del estado.

 

Según dicha cámara, el comercio en Tuxtla Gutiérrez se encuentra en estado crítico, por lo que deberán ser rescatados por el gobierno estatal, quien estableció diversos programas para evitar más pérdida de espacios laborales y “rescatar” a los empresarios.

 

Se estima que son 200 negocios los más perjudicados al ubicarse en el primer cuadro de la ciudad, donde los maestros de la Sección 7 del SNTE montaron un campamento desde el pasado 28 de agosto, en que inició el plantón permanente y el cese de clases en el estado, teniendo que prescindir de sus trabajadores.

 

Sin embargo, advirtió que podrían ser tres mil 200 los establecimientos que indirectamente han sufrido los estragos de la parálisis económica en la ciudad, debido a la falta de compradores que prefieren evitar esa zona de la capital y la imposibilidad de acceder a través de vehículos.

 

Varias empresas han sido beneficiadas con subsidios en los que es el gobierno estatal quien paga sus impuestos, además de pagar dos salarios mínimos por trabajador. Otra estrategia contempla que las compras operativas de las dependencias gubernamentales se realizan por asignación directa a los establecimientos del centro en lugar de la licitación.

 

Las “cajas chicas” de las oficinas públicas serán la principal fuente de ingresos para los comerciantes, puesto que la compra de productos como café, refrescos o galletas se abastecerán a través de las micro empresas, señaló la Cámara, quien estima que se ampliará a otros como papelería, consumibles de cómputo, ferretería e, incluso artículos para la temporada navideña.