Demandan maestros de Hidalgo pago de sueldos

Integrantes de la sección 15 del SNTE acusaron a su secretario general, Francisco Ramírez de suspenderles el sueldo desde hace tres meses. 

Ciudad de México

Maestros de la sección 15 de Hidalgo del Sindicato Nacional de Trabajadores de Educación (SNTE) acusaron a su secretario general, Francisco Sinuhé Ramírez y a las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP) de suspenderles sus salarios desde hace tres meses.

En conferencia de prensa informaron que cerca de 700 docentes de encuentran en esta situación, por lo que acudirán a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, así como a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que atiendan esta situación.

Marisol Ríos indicó que además, más de 100 mujeres han sido cesadas de sus puestos en instituciones de educación por estar embarazadas, o bien, sus menores han sufrido segregación en sus colegios.

Explicó que el caso más grave es que sufre la maestra Georgina Gazul, quien necesita atención médica, pero ante la falta de dinero no la ha recibido.

 “No es posible que usen su poder para dañarnos. Vamos a construir un grupo u organización para defendernos y llegar hasta las últimas consecuencias y nos paguen nuestros salarios”, dijo.

Refirió que hace tres meses cuando comenzó esta situación, fueron 200 maestros los que sufrieron la cancelación de sus pagos sin ninguna explicación. Hasta el momento “van 700 y la cifra aumenta cada vez más”, detalló.

Reveló que desde hace dos años, fecha en que Francisco Sinuhé Ramírez tomó el control de la sección 15 de Hidalgo se han presentado abusos de autoridad y arbitrariedades hacia los trabajadores de la educación.

“Queremos saber quién y por qué nos detienen nuestros salarios, no hay justificación y mucho menos para echar de sus puestos a las demás compañeras que durante varios años se han desempeñado eficientemente en sus cargos” dijo.

Indicó que esta semana acudirán a instancias nacionales e internacionales de derechos humanos y laborales para que intervengan, a fin de que les liberen los pagos retenidos desde hace poco más de tres meses.