Cierran maestros carretera Chetumal-Cancún

En entrevista con MILENIO, el vocero de los profesores, Felipe Briseño dijo que mantendrán sus plantones y el cierre de carreteras.
La carretera sigue bloqueada
La carretera sigue bloqueada (Fernando Meraz)

Cancún

Profesores que mantienen cerrada la carretera federal Chetumal-Cancún retiraron la madrugada de este martes, de manera parcial e intermitente el bloqueo, sin compromisos firmes para poner fin al conflicto y regresar a clases.

Esta mañana en entrevista con Azucena Uresti para Milenio Televisión, el vocero del ala radical del movimiento, Felipe Briseño, aseguró que la carretera se mantiene cerrada y así seguirá, "mientras no veamos hechos por parte del gobierno".

También insistió en que el plantón frente a la secretaría de Educación se mantiene en Chetumal y señaló a Uresti que su principal demanda es la publicación de la minuta del 21 de septiembre en el Diario Oficial del Estado "para garantizar derechos laborales de los maestros".

Dijo que "si el gobierno cumple este punto, ayudará mucho a la desmovilización de los maestros". También demandan garantías de que no habrá represalias contra militantes en el paro, ni en los choques con la policía y acerca de la renuncia de la titular de Educación, Sara Latife agregó que está sobre la mesa".

Autoridades y representantes magisteriales esperan que la situación se resuelva hoy en una reunión, después de mediodía con la Comisión Fiscalizadora de la Reforma Educativa ante el secretario de Gobierno, Gabriel Mendicuti Loría.

En Felipe Carrillo Puerto opositores al movimiento, con el argumento del desgaste que genera el rechazo social expresado en los medios, redes sociales y en las calles contra los maestros, hicieron esfuerzos para convencer al diezmado grupo que mantiene el bloqueo de abrir la vía, hacia las dos de la mañana de este martes.

Los docentes que se mantienen en el acotamiento de la carretera federal, a cuatro kilómetros y medio de la cabecera municipal de Felipe Carrillo Puerto, dieron paso solo a algunos vehículos que han esperado por días estacionados en el asfalto, luego dijeron que el cierre será intermitente.

Esto tras un áspero diálogo entre los que insisten en el bloqueo y maestros de un grupo mayoritario que busca el fin del conflicto para regresar a sus escuelas para salvar el ciclo escolar a punto de perderse.

La minoría insistía con la postura radical marcada por la CNTE en mantener la presión contra el gobierno estatal para --según alegaron-- alcanzar los objetivos del movimiento contra la Reforma Educativa.

Ante la insistencia de mantener el bloqueo de maestros radicales, los educadores locales señalaron que el movimiento afecta a la sociedad en general y a personas ajenas al magisterio e insistió en que se despejara la carretera al menos temporalmente a vehículos de carga varados en el lugar.

La discusión entre los docentes se trasladó al centro social "La Capilla" en Carrillo Puerto en la que radicales y opositores no alcanzaron acuerdo concreto del curso inmediato del movimiento, si bien la propuesta de terminar el movimiento gana terreno en el gremio.

Un informe presentado hoy por la subsecretaria académica de la secretaría de Educación, Sonia Elías Coral, reveló que luego de las reuniones de ayer entre el Comité de Lucha Magisterial con la Comisión Fiscalizadora de la Reforma Educativa y el secretario de Gobierno Gabriel Mendicuti, gran número de maestros y escuelas reanudaron actividades.

El lunes abrieron 627 de mil 214 planteles de educación básica --preescolar, primaria y secundaria-- que trabajan normalmente.

Sonia Elías Coral aseguró que "con apoyo de los padres de familia, cada día más maestros regresan a sus aulas, para cumplir su compromiso profesional y salvar el año escolar."

Este martes se cumplen 35 días hábiles de paro en las escuelas públicas de nivel básico en la entidad. El paro de maestros contra la Reforma Educativa, se inició el 28 de agosto.

El 21 de septiembre los maestros reanudaron labores tras 18 días paro, al firmar la minuta de garantías laborales con el gobierno estatal y autoridades educativas.

La minuta estableció que la autoridad respetaría espacios laborales y mantendrá en operación coordinaciones de educación física, supervisión, jefaturas y actividades académicas, además mejorará infraestructura y equipamiento de escuelas, entre otros puntos.

Regresaron a las escuelas 15 días, pero el Comité de Lucha de la Coordinadora alegando presunto incumplimiento de la minuta, llamó a cerrar nuevamente las escuelas a partir del 14 de octubre, sumando otros 16 días hábiles sin clases.

En una guerra mediática, la secretaría de Educación y Cultura aseguró entonces que en Benito Juárez-Cancún, que concentra el mayor número de escuelas, 70 por ciento de los e 328 planteles educativos estaban trabajando normalmente.

A su vez el Comité de Lucha Magisterial informó que sólo en 30 por ciento de la planta docente se impartían clases.

Entre los profesores que mantienen el bloqueo se aprecia una actitud de duda y zozobra. La maestra Alejandra Canché, de educación preescolar dijo que no ven resultados, ni reciben pago, llevamos 14 días de guardia y en acciones informativas a la ciudadanía que no las entiende.

"Estamos desgastados emocionalmente, enfermedades y agotamiento son comunes en el movimiento, pese a esto seguimos firmes en pie de luchan", aseguró.

El diálogo cotidiano se centra en críticas a la "prensa vendida", al "gobierno sinvergüenza" y los problemas de salud y económicos que esto nos ha traído, esto nos sirve como desahogo, explicaron otros docentes, apretados bajo un improvisado cobertizo de plásticos.