Lamenta sección 22 nombramiento de Ulises Ruiz en el PRI

A través de sus dirigentes, Rubén Núñez Gines y Francisco Villalobos, recordaron que el ex gobernador de Oaxaca fue el responsable de los hechos violentos del 2006. 

Oaxaca

La sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, reprobó que el ex gobernador de Oaxaca Ulises Ruiz, haya sido designado delegado del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional en el estado de Quintana Roo, exigiendo al gobierno de Gabino Cué que se active la recién promulgada Comisión de la Verdad para empezar a castigar a los responsable de asesinatos y desapariciones cometidas durante la revuelta social del 2006.

Los docentes, liderados por Rubén Núñez Gines y Francisco Villalobos, responsabilizan de tal represión al ex gobernador Ruiz y a varios de sus ex colaboradores y ex mandos policiacos, señalados de cometer delitos de lesa humanidad.

Los dirigentes del gremio no descartaron  movilizarse en Oaxaca y en Quintana Roo para protestar por el nuevo cargo del ex mandatario oaxaqueño.

“Con la designación del sátrapa Ulises Ruiz  como delegado del PRI en Quintana Roo, el Gobierno del priista Enrique Peña Nieto deja en claro que los asesinos y políticos serviles al gobierno continúan en la total impunidad y que por el contrario se les premia con el privilegio de seguir viviendo a costa del erario público y de los impuestos que  a diario pagamos todos los mexicanos.

“Quienes en un momento fueron asesinos, estafadores, golpeadores priistas hoy están libre de toda culpa, con un amplio patrimonio, gozando o colocados en un lugar estratégico para continuar con su aplanadora política intimidatoria, éste es un ejemplo visible”, sostuvo Núñez.

La dirigencia de la Sección 22, recordó que desde el año 2006, en Oaxaca se quebrantó la tranquilidad social ante la represión orquestada por el priista Ulises Ruiz Ortiz en contra de la sociedad oaxaqueña, en cada una de las 7 regiones del estado  el pueblo en general se solidarizó con el movimiento Democrático de la Sección 22 del SNTE en su lucha contra el asesino Ulises Ruiz Ortiz.

Precisaron que la violencia institucional desatado se tradujo en una represión selectiva, secuestros, desapariciones, encarcelamiento de líderes sociales, entre otros lamentables hechos. Los constantes ataques así como la crisis política y social en el estado de Oaxaca durante el sexenio de Ulises Ruiz, mantuvieron un clima de inseguridad e impunidad bajo el cobijo del Gobierno Federal que mantuvo Vicente Fox Quesada y posteriormente Felipe Calderón Hinojosa.

“El magisterio democrático de la Sección 22 jamás olvidaremos los agravios y atropellos del que fuimos objeto por parte del priista Ruiz Ortiz, asesinatos, desapariciones, detenciones de compañeros y de gente inocente; situaciones que llevaron al Movimiento Magisterial a no claudicar en la lucha y a continuar exigiendo justicia por todos los crímenes cometidos del 2006 a la fecha”, sostuvieron.

Además precisan que el período de Ulises Ruiz en Oaxaca, pasó a la historia como un sexenio “negro” porque tan solo en el conflicto magisterial del 2006, se documentaron más de 26 muertos, se cuantificó un sinfín de desvíos de recursos económicos hacia obras suntuarias y sin licitación alguna, se beneficiaron a familiares del ex gobernante y de colaboradores cercanos.