“Salvamos a Guerrero”, dice el gobernador Rogelio Ortega

El gobernador destacó en el homenaje por los 232 años del natalicio de Vicente Guerrero, que gracias al diálogo se pudieron realizar los comicios y se salvó la economía estatal.
El gobernador sustituto de Guerrero, Rogelio Ortega, dijo que en tres días la violencia en Acapulco bajó 99.9 por ciento.
El gobernador sustituto de Guerrero, Rogelio Ortega. (Cuartoscuro)

Chilpancingo

"Salvamos el estado", aseveró el gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, durante el homenaje realizado en Chilpancingo por los 232 años del natalicio del general Vicente Guerrero, consumador de la Independencia.

A partir de la oposición de organizaciones sociales, así como de la comunidad estudiantil de la Normal Rural de Ayotzinapa, el gobierno del estado y los mandos del Ejército Nacional decidieron no participar en el desfile cívico-militar que se realiza tradicionalmente en Tixtla, cuna de Vicente Guerrero.

Se optó por realizar un acto cívico en el Palacio de Gobierno, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad por parte de la policía estatal.

En la entrada del inmueble se colocaron vallas metálicas y más elementos estatales que vigilaron en todo momento a los asistentes.

Al acto programado a las 10:00 horas, que comenzó con 90 minutos de retraso, acudieron funcionarios de los tres poderes públicos locales, además de los mandos de la octava zona naval y la 35 zona militar.

En su mensaje, el gobernador Ortega Martínez halagó al general Vicente Guerrero, señaló que el máximo homenaje que se le pudo ofrecer fue la salvación de la crisis en que se encontraba el estado, lo que se logró con la participación de todos los mandos presentes.

"Hemos cumplido al llamado, con la ayuda de todos ustedes este evento se pudo realizar porque con diálogo constante y tolerancia extrema, se salvó a Guerrero". Agregó: "Logramos salvar la economía de Guerrero; las vacaciones de diciembre, la semana santa, los puentes largos, se realizó el Abierto Mexicano de Tenis, se realizó la Convención Bancaria".

Y cerró: "Salvamos también la elección del 7 de junio; el magisterio se evaluó... podemos decir misión cumplida".

Durante el evento se izó la bandera nacional por parte del personal del Ejército mexicano y el gobernador, se entonó el himno a Guerrero, se dispararon balas de salva y se entregó una pintura conmemorativa a los titulares de los poderes públicos.

Al finalizar el acto, el gobernador no dialogó con los reporteros, quién sí lo hizo fue el secretario General de Gobierno, David Cienfuegos Salgado, quien justificó la no realización del homenaje a Vicente Guerrero en Tixtla.

Dijo que el cambio de sede fue una decisión prudente, que permitió dejar de lado el riesgo de una confrontación, pero negó que se trate de una consecuencia de la ingobernabilidad generada por la crispación social.