Pide Rogelio Ortega a normalistas evitar actitudes radicales

El gobernador de Guerrero se pronunció para que el caso de los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos se resuelva sin autoritarismos.

Chilpancingo

El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, se pronunció porque el caso Ayotzinapa se resuelva sin autoritarismos, ya que las movilizaciones para exigir la presentación con vida de 42 normalistas son consecuencia de lo que denominó como "las fragilidades del Estado mexicano".

Además, solicitó a estudiantes, maestros y padres de familia, que cuiden que sus protestas se mantengan dentro del marco legal, sin afectar a terceros ni asumir conductas radicales.

En la Alameda Granados Maldonado, el jefe del Ejecutivo local se tomó parte de la ceremonia en la que se recordó a los 19 mártires del 30 de diciembre de 1960, cuando el movimiento social que reclamaba la desaparición de poderes fue reprimido con el Ejército Mexicano.

"Todos sabemos cuándo inicia un movimiento, pero la gran reflexión es cuándo y cómo terminará; en el caso del 60 comenzó el 21 de octubre con la declaratoria de huelga en el antiguo Colegio del Estado y terminó con una gran tragedia, con la matanza del 30 de diciembre de 1960", expresó.

En ese momento murieron 19 personas vinculadas al movimiento que exigía la autonomía de la universidad y la dimisión del entonces gobernador, Raúl Caballero Aburto.

La agitación social en Chilpancingo se resolvió con autoritarismo, como ocurriría también el 2 de octubre de 1968 en la plaza de las tres culturas de Tlatelolco y se viviría una situación similar el 10 de junio de 1971.

En cambio, recordó que en 1994, tras el levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) se optó por el alto al fuego y la instalación de mesas de diálogo, lo que derivó en los acuerdos de San Andrés y éstos propiciaron la pacificación.

"Hoy los zapatistas están en una zona de 200 kilómetros cuadrados y son emblemáticos en un proyecto de poder popular en Chiapas", enfatizó.

El gobernador ratificó su interés porque los 42 estudiantes de la Normal Rural aparezcan con vida, además de que se sancione a los responsable de los ataques registrados en Iguala.