Gobernador de Guerrero contrata seguro de vida

Rogelio Ortega y su esposa, Rosa Icela Ojeda, compraron un seguro con cobertura amplia. 
La titular de Sedesol, Rosario Robles y el gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega dieron el banderazo de salida a 10 unidades médicas Sedesol-IMSS Prospera-CDI.
La titular de Sedesol, Rosario Robles y el gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega dieron el banderazo de salida a 10 unidades médicas Sedesol-IMSS Prospera-CDI. (Javier Trujillo)

Chilpancingo

Una semana después de asumir la titularidad del Poder Ejecutivo local, el gobernador interino, Rogelio Ortega Martínez y su esposa, Rosa Icela Ojeda Rivera contrataron un seguro de vida de cobertura amplia.

En un desayuno con integrantes de diferentes organizaciones civiles, Rosa Icela Ojeda, ex consejera electoral, académica de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) y esposa del gobernador interino, relató que la decisión de asumir el relevo, en medio de la crisis generada por el caso Iguala-Ayotzinapa fue objeto de una profunda reflexión en pareja.  

“Finalmente decidimos agarrar el toro por los cuernos, para desde la sociedad civil tomar estos retos, aunque sabemos que solos no podemos, debemos hacerlo con gente que ve que se necesita un cambio profundo en la política”, anotó.

Ojeda Rivera ostenta dos doctorados, uno en Ciencias Políticas y otro en Derecho Constitucional, fue consejera electoral y es fundadora del Centro de Estudios en Ciencias Políticas de la Máxima Casa de Estudios.

En la reunión que sostuvo con organizaciones de Chilpancingo llegó puntual a las 08:30 horas, precisó que no tiene cargo en la administración estatal, ya que ni siquiera ha tomado la presidencia del DIF-Guerrero, como sucede tradicionalmente con las esposas de los gobernadores.

Aunque hubo quienes lo intentaron, Ojeda Rivera no permitió que se le denominara como primera dama, para ellos expuso que no hay damas de primera ni de segunda, tampoco dio espacio a que se le mencionara como la señora de Ortega, “tengo papá y mamá”, deslizó a la concurrencia.     

Después  habló sobre  la necesidad de que al actual gobierno lo acompañen todos los sectores interesados en modificar los usos y costumbres en el ejercicio del poder.

“Nosotros estamos dispuestos a enlodarnos porque esto es la política; es un charco de lodo ha manchado a todos, como dice Elena Poniatowska, nos ha llenado de vergüenza a todos”.

Asumió que comprende los riesgos que entraña asumir el reto de acompañar al gobernador interino, pero levantando la voz enfatizó: “No tengo miedo, no tengo miedo de lo que pueda pasar porque son riesgos que se asumen”.

Sin embargo, planteó una confidencia de las primeras acciones que tomó una vez que se confirmó que Rogelio Ortega asumiría el gobierno.

“Lo primero que hicimos, actuando con responsabilidad, a la semana de que mi esposo tomó protesta fue algo que nunca habíamos hecho, es comprar un seguro de vida de alta cobertura”.

Indicó que solamente procuraron actuar con responsabilidad, tomando en cuenta la necesidad de asegurar el porvenir de sus hijos.

Llamó a no generar una sociedad con miedo, por ellos insistió en la necesidad de renovar las estructuras de gobierno, lo que pasa por aprovechar la coyuntura que se presenta actualmente, porque por primera ocasión se tiene en Guerrero un gobernador que no tiene el sello de los partidos políticos.