Rodrigo Medina va a juicio por ejercicio indebido de funciones

La Fiscalía acusa al ex gobernador de Nuevo León por los apoyos que otorgó a la empresa Kia para su instalación en el municipio de Pesquería; fue exonerado de peculado y daños patrimoniales.
El priista cuenta con un amparo que evita que sea detenido, pero lo obliga a acudir ante la autoridad.
El priista cuenta con un amparo que evita que sea detenido, pero lo obliga a acudir ante la autoridad. (Octavio Hoyos)

Monterrey

El ex gobernador de Nuevo León Rodrigo Medina fue exonerado de peculado y daños patrimoniales, y solo fue vinculado a proceso por el de ejercicio indebido de funciones por los apoyos del estado a la empresa Kia Motors.

El juez de control Jaime Garza consideró que la fiscalía no acreditó la responsabilidad de Medina y negó aplicar las medidas cautelares que pidió, como prohibirle salir del país y presentarse en forma periódica.

También otorgó a la fiscalía un plazo de tres meses para que concluya la investigación, misma  que vence el 9 de noviembre.

Durante 13 horas, Medina compareció en el Palacio de Justicia, donde se acogió a los beneficios del artículo 20 constitucional para no declarar.

El ex mandatario se presentó ante el juez, debido a que el amparo que le otorgaron lo protege contra cualquier orden de aprehensión, pero lo condiciona a acudir ante la autoridad que lo citó.

“Tenemos la conciencia tranquila, esto apenas va empezando y la verdad va a salir a relucir. No hemos cometido delito alguno y lo vamos a demostrar”, dijo.

En la audiencia escuchó la acusación que le hizo el fiscal Héctor Maldonado, de la Subprocuraduría Anticorrupción, la cual tenía como base los apoyos que el estado otorgó a la empresa Kia Motors para su instalación en el municipio de Pesquería.

La fiscalía lo imputó como autor material del delito de peculado y de su participación por indicio de ejercicio indebido de funciones y desvío de fondos por 3 mil 600 millones de pesos, pues argumentó que Medina incitó a su gabinete a firmar convenios con Kia Motors.

El subprocurador Anticorrupción, Ernesto Canales, se presentó por la mañana para corroborar las imputaciones.

Horas después, el juez determinó que el ex mandatario quedara vinculado a proceso en solo uno de los tres delitos y le aclaró que era considerado en todo momento inocente hasta que la fiscalía demostrara lo contrario.

A las 22:50, al salir de la comparecencia, Medina expresó que espera demostrar su inocencia por el delito que fue vinculado.

“No significa que se haya comprobado un delito, simplemente que sigue la investigación y que el juicio continúa”, expresó.

Sobre el amparo por el embargo, Medina dijo que “hay argumentos de las dos partes y confiamos en nuestros argumentos, al final del día vamos a salir adelante con el tema del embargo, todavía tienen que desahogarse las etapas del procedimiento”.