Robo a ductos, talón de Aquiles de Quecholac, Puebla

Néstor Camarrillo, presidente municipal del lugar, dijo que con el apoyo y presencia del Ejército se ha logrado reducir el ilícito en un 50 por ciento. 
El edil dijo que gracias al Ejército el robo en ductos bajó 50 por ciento.
El edil dijo que gracias al Ejército el robo en ductos bajó 50 por ciento. (Jaime Zambrano)

Puebla

El robo a los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) es el talón de Aquiles del  municipio de Quecholac, sin embargo, con la presencia del Ejército, los casos de violencia disminuyeron, alrededor, de 50 por ciento.

Así lo explicó el edil de la demarcación ubicada en la parte central del estado, Néstor Camarillo Medina, quien resaltó que los elementos castrenses operan de forma independiente y no avisan el día o el momento en el que actuarán.

“En el tema de robo de hidrocarburo, parece que vamos avanzando en el combate. Se debe a la presencia del ejército, no han dejado de estar pendientes. El Ejército trabaja de manera distinta, llegan, se estacionan, se van, regresan y hacen labor diferente”, comentó.

En entrevista tras la presentación del foto “Por la Sustentabilidad del Acuífero de Tecamachalco” en las instalaciones de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), el edil agregó que se mantiene una estrecha colaboración con la policía estatal para contrarrestar los actos delictivos.

“La Policía Estatal nos avisa, vamos a hacer retenes, vamos a hacer el otro. Con ellos muy bien. La verdad es que estoy tranquilo, usted sabe que el problema ha sido mi talón de Aquiles pero hacemos nuestra chamba”, destacó.

El edil comentó que mientras en Quecholac disminuye la violencia, en otros puntos como Cañada Morelos, municipio que colinda con Esperanza, Chapulco, Tepanco de López y Palmar de Bravo, los problemas de violencia están aumentando en el municipio vecino de

“Afortunadamente en Quecholac no ha habido tanta violencia como en otros municipios. Yo veo Cañada, es preocupante leer y ver los casos que antes había en Quecholac y que ahora ya no lo hay. A las autoridades locales nos preocupa mucho cuando se presenta violencia. Sabemos que no es una particularidad de las autoridades locales porque, tal vez, no tengamos esa capacidad pero es preocupante cuando se genera violencia. Afortunadamente, en Quecholac ya va a la baja todo ese tipo de violencia. Ha disminuido en 50 por ciento a como entramos”, apuntó.

En Quecholac se creó la Dirección de Prevención del Delito y se pusieron en marcha cámaras de vigilancia en accesos principales a la demarcación y se contrató a un mayor número de elementos de la policía municipal, destacó Camarillo Medina.

“Hacemos lo que me corresponde y eso es en beneficio de la población. Participamos ayer en una reunión con Diodoro Carrasco, titular de la Secretaría General de Gobierno, y nos dieron recomendaciones para la seguridad”, finalizó.

 

REPL