Mujer irrumpe en evento de Rigoberta Menchú en Acapulco

La joven indígena reprochó al gobernador Rogelio Ortega por la violencia e inseguridad en Guerrero, especialmente en Chilapa.
Rigoberta Menchu participó en la conferencia "Democracia y cultura de la paz" en Acapulco.
Rigoberta Menchu participó en la conferencia "Democracia y cultura de la paz" en Acapulco. (Tomada de Twitter | @GobOrtega)

Acapulo

Durante la presentación de la Premio Nobel de la Paz en 1992, Rigoberta Menchú Tum, en el puerto de Acapulco, en una conferencia magistral, una mujer irrumpió para reprochar al gobernador de Guerrero Rogelio Ortega, por la violencia e inseguridad en la entidad.

Se trató de la joven indígena Ana Gatica, quien desde hace 13 años se dedica a la gestión y producción cultural con un colectivo náhuatl, en San Luis Acatlán, en la región de la Costa Chica del estado y denunció que los últimos tres años desaparecieron 50 personas en el municipio de Chilapa.

"Tengo 27 años y desde el 26 de octubre del 2012 hasta el 30 de mayo del 2015, puedo contar 50 desapariciones de jóvenes. La primera hija de mi prima, Gabriela Itzel Ortiz Vázquez, de 15 años.

"El último Gilberto Abundiz Sánchez, artista gráfico, de 30 años de edad, lo levantaron afuera de su casa cuando estaba regando las plantas, estudiaba en la escuela popular de Bellas Artes, regresó a visitar a su familia, apareció el 27 de mayo, le quitaron la cabeza, su cuerpo estaba en descomposición absoluta, lo reconocimos por un tatuaje que tenía en la espalda", reprochó entre sollozos.

En seguida agregó: "Cómo, señor gobernador me puede llamar a votar, cómo partidos políticos del estado de Guerrero nos pueden pedir a los jóvenes que somos el más numeroso índice de población en México, cómo nos puede llamar al voto, cómo me pueden pedir que le otorgue un voto en mi municipio, cuando una sola duda dice: Miguel Cantoran, asesinaste a Ulises Fabián", le reprochó la joven.

Su intervención duró poco más de tres minutos y también se dirigió a la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, al señalar que "no podemos seguir pidiendo un minuto de silencio por los desaparecidos, porque pedir un minuto de silencio por cada desaparecido y por cada asesinado en nuestro país, en nuestro estado, es quedarnos callados eternamente", dijo y bajó del escenario, entre aplausos de los asistentes al evento de la guatemalteca Menchú Tum.