Cancelan en Tabasco permisos para fraccionamientos en zonas bajas

El gobernador Arturo Núñez también indicó que su gobierno revisará los otorgados sin anuencia estatal para deslindar responsabilidades. 

Villahermosa

El gobernador Arturo Núñez Jiménez, anunció este miércoles la decisión de no aprobar en los cuatro años que restan de su sexenio un solo permiso de instalación de fraccionamientos en zonas bajas y ordenó la revisión de las licencias de construcción otorgadas hasta la fecha, varias de los cuales no cuentan con el visto bueno de la autoridad estatal.

En entrevista, el mandatario dio a conocer que el martes recibió un informe por parte de la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas (SOTOP) del estado, en el que se le hacen ver las irregularidades que se han cometido recientemente en el relleno de zonas bajas, lo que motivó sus decisiones.

"Tenemos que revisar, porque según se me reportó varios de estos fraccionamientos que han afectado Bosques de Saloya no tienen permiso estatal, se convino en citar a los fraccionadores para revisar toda su documentación, no necesariamente son obras o desarrollos realizados durante mi gestión pero en el momento que haya sido, incluso si haya sido en mi gestión, tiene que revisarse por qué se hicieron cosas que no debieron haberse hecho", subrayó.

Tal y como publicó Milenio el sábado pasado, en Tabasco continúan los rellenos de decenas de hectáreas para fraccionamientos en zonas bajas, lo que por ejemplo la semana pasada causó afectaciones a unas tres mil personas de dos fraccionamientos en la periferia de Villahermosa, construidos en 2011, dos años después que el Plan Hídrico Integral de Tabasco prohibiera desarrollos viviendísticos a menos de 10 metros sobre el nivel del mar.

Actualmente, otras 56 hectáreas son rellenadas al sur de la capital para un concepto de viviendas de lujo.

Núñez indicó que su gobierno inició con una investigación en los fraccionamientos Bosques de Saloya 2 y Las Torres, de grupo Gori, cuyos representantes ya fueron citados.

El mandatario estatal recordó que para la instalación de fraccionamientos existe normatividad estatal y municipal que debe tomar en cuenta las zonas bajas, así como que los nuevos desarrollos no afecten el curso natural del agua, por lo que es necesaria la revisión de estos permisos y que, en caso de encontrarse alguna irregularidad por omisión o corrupción, se proceda en consecuencia.

Lluvias de hasta 130 mm

Hoy se empezaron a sentir los efectos del Frente Frío 14, con lluvias de hasta 130 milímetros en la región serrana del estado, en los límites con Chiapas, donde desbordó el río Pichucalco y el río La Sierra empezó a cruzar carreteras en varios tramos, afectando plantaciones y amenazando poblados cercanos.

La Comisión Nacional del Agua reportó que en el poblado Tapijulapa, en Tacotalpa, se registró la mayor precipitación con lluvias intensas que sumaron los 130 milímetros en la madrugada del miércoles.

En el municipio Teapa, las autoridades instalaron tres albergues en la cabecera municipal para recibir a los afectados de cinco comunidades que serían desalojados por la tarde, ya que en esos lugares es por donde entra el agua del río La Sierra, que sigue incrementando su nivel por los escurrimientos desde las partes altas.

Las autoridades esperan para este miércoles las precipitaciones más fuertes en la zona.

Por el contrario, en Villahermosa, donde se habían desplegado hasta 90 equipos de bombeo y miles de metros de tubería, no se registraron lluvias de importancia.

El gobierno del estado anunció que por la mejoría en las condiciones del tiempo este jueves se reanudan las clases en todos los niveles educativos.

Por su parte, Protección Civil señaló que desde la semana pasada han repartido despensas en seis municipios a 15 mil familias, afectadas por el frente frío número 12; en tanto, siguen operando 25 refugios temporales.