Reubican a 150 familias luego de 5 años de tragedia en Tlahuitoltepec

El titular de la Comisión de Vivienda en Oaxaca dijo que los pueblos de Santa Cruz y Santiago Mitlatongo fueron trasladados a otro lugar por una afectación geológica tras alud que sepultó 10 ...

Oaxaca

El gobierno de Oaxaca reubicó a unas 150 familias indígenas, después de cinco años de la tragedia de Santa María Tlahuitoltepec, donde un alud de tierra y lodo sepultó una decena de viviendas rurales.

El director de la Comisión Estatal de Vivienda (CEVI), Joaquín Morales Noyola, informó que se ejerció una inversión de cuatro millones de pesos en la estrategia.

Detalló que a cada familia damnificada se le apoyo con un paquete de vivienda, buscándose el mejor lugar para la reubicación, alguno dentro de sus mismos predios que no fueron afectadas por el deslizamiento de la ladera, pero que estaban en consideración de riegos y aquellas viviendas que sufrieron daños, desplomaron y se vinieron abajo.

¿Qué tipo de vivienda fue el que se ofreció a las familias damnificadas?

"Estamos hablando que se fueron atendidas más de 150 familias, a las que se le ofreció un paquete de materiales para autoconstrucción con un precio 70 a 120 mil pesos, y para aquellos que sufrieron daño total un financiamiento de 200 mil pesos.

Morales Noyola, resaltó que en la zona donde fueron construidas las viviendas hubo desde un dictamen emitido por el Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hasta una serie de recomendaciones emitidas por el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad de Chapingo.

OTRAS REUBICACIONES

El director de la Comisión Estatal de Vivienda (CEVI), Joaquín Morales, dio a conocer que basada en un plan maestro se puso en operación de reubicar a dos pueblos completos que fueron afectados por un daño geológico.

Se trata de los poblados de Santa Cruz y Santiago Mitlatongo, donde se atendieron reubicación en beneficio de 580 familias que representó una inversión superior a los 100 millones de pesos.

Abundó que se tuvo que diseñar y operar un plan operativo maestro, para generar una unidad habitacional completa para atender a los damnificados.

Puntualizó que este año concluye la etapa de urbanización que comprende vialidades, drenajes, plantas potabilizadoras de agua potable, electrificación solar y zona comercial.

Morales Noyola, dio a conocer que esta pendiente obtener los fondos necesarios para realizar ocho reubicaciones pendientes por deslizamiento de laderas, en igual número de municipios localizados tanto en las regiones de la Cañada, la Sierra Norte, la Mixteca y los Valles Centrales.