Retira Ceteg candados y cadenas de palacio municipal de Chilpancingo

Luego de 16 meses la coordinadora decide liberar la puerta tras la petición del edil para que en caso de un sismo los empleados pudieran evacuar rápido. 
Luego de 16 meses de mantener la puerta del palacio municipal de Chilpancingo con cadena y candado externo hoy fue liberada.
Luego de 16 meses de mantener la puerta del palacio municipal de Chilpancingo con cadena y candado externo hoy fue liberada. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo

A petición de los trabajadores del ayuntamiento, así como del alcalde Marco Antonio Leyva Mena, la disidencia magisterial entregó la puerta principal del Palacio Municipal de Chilpancingo, a 16 meses de mantenerla cerrada con cadenas y candados.

Desde la semana pasada, el alcalde Leyva Mena dirigió un llamado a los integrantes de las organizaciones que mantienen un campamento en la plaza central de Chilpancingo, entre ellas la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y el Frente de Defensa Popular (FDP).

Sin vulnerar su derecho a la manifestación ni sugerir que se desmantele el campamento, el presidente municipal solicitó a través de los medios de comunicación, que las organizaciones consideraran la posibilidad de retirar las cadenas y candados que impedían la apertura por el área externa de la puerta principal del ayuntamiento.

Lo anterior, para que en caso de sismo, los casi mil empleados que ahí laboran cotidianamente pudieran evacuar rápido.

Antonia Morales, Walter Emmanuel Añorve y Manuel Salvador Rosas Zúñiga, integrantes de la Comisión Política de la CETEG, señalaron que el tema fue planteado en una asamblea general y fue avalado por mayoría de votos.

El jueves 11 de febrero, los representantes sindicales del ayuntamiento acudieron a dialogar con los dirigentes de las organizaciones sociales y les solicitaron por escrito que analizaran la posibilidad de liberar la puerta.

Los dirigentes aceptaron los argumentos de los empleados, más tarde dialogaron con el presidente municipal y posteriormente retiraron las cadenas y los candados.

Aunque la puerta que da hacia la explanada de la plaza central Primer Congreso de Anáhuac sigue cerrada, ya no tiene las cadenas que impedían su apertura por la parte externa.

En caso de incendio o de sismo, la evacuación se podrá desarrollar de acuerdo al protocolo que Protección Civil ha enseñado a los empleados.

El campamento se mantiene, pues las organizaciones sostienen que no hay razones para desmantelarlo, ya que aún no aparecen los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, quienes fueron privados de la libertad la noche del 26 de septiembre de 2014.