Retienen militares a normalistas de Teloloapan en Iguala

Después de hora y media los dejaron ir. Integrantes del FUNPEG dijeron que los estudiantes se encontraron con un retén y los despojan de sus pertenencias y les toman fotos y video.

Chilpancingo

Un grupo de 23 estudiantes de la Normal Vicente Guerrero de Teloloapan fue retenido por espacio de hora y media en un retén militar instalado en la ciudad de Iguala de la Independencia, los soldados bajaron a los normalistas del autobús en que viajaban hacia Chilpacingo, los sometieron a revisión, les quitaron sus pertenencias, entre ellas teléfonos celulares y les tomaron fotos y video.

El hecho se dio a conocer en Chilpancingo, en una conferencia de prensa convocada por representantes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG), ya que los estudiantes de Teloloapan se atemorizaron y regresaron hacia su lugar de origen.

Los dirigentes explicaron que sus compañeros salieron de Teloloapan alrededor de las 08:00 horas del martes, al encontrarse una camioneta distribuidora de Marinela la detuvieron y se apoderaron de todos los productos, por lo que firmaron un escrito al conductor para que este pudiera justificarse ante sus superiores.

En el camino hacia Chilpancingo, antes de llegar a Iguala pasaron a una comunidad conocida como Ahuehuepan, en donde distribuyeron los productos entre los habitantes que son mayoritariamente familias de escasos recursos.

Al hecho de decomisar productos a empresas trasnacionales y distribuirlos entre la gente, los normalistas le conocen como operación Robín Hood.

En el punto conocido como Lomas de los Coyotes, en la entrada de Iguala encontraron un retén instalado por elementos del Ejército Mexicano, elementos del 27 batallón de infantería, que está destacamentado en Iguala.

"A los compañeros los bajaron como delincuentes, les quitaron pertenecías como dinero, celulares y mochilas, razón por la que quedaron incomunicados durante varias horas", refirió.

La intercepción se generó aproximadamente a las 11:00 horas y la liberación a las 12:30, los militares colocaron a los normalistas con la cara hacia el autobús, las manos en alto y los comenzaron a revisar.

"Ellos mismos, los militares tomaron fotos de los hechos y videos; se comenzaron a pasar las imágenes, a uno de los compañeros los colocaron frente al escape para que recibiera todo el aire caliente y eso les provocó quemaduras".

La situación no paró ahí, los soldados mandaron traer a todos los trabajadores de Marinela que estaban cerca, a los que les pidieron que tomaran fotos y se burlaran de los normalistas.

Cuando los liberaron, los jóvenes de Teloloapan buscaron el respaldo de sus compañeros del Centro Regional de Educación Normal (CREN) de Iguala, ellos se comunicaron con los dirigentes del FUNPEG para darles a conocer lo ocurrido.

No llegaron a Chilpancingo, optaron por regresar a su lugar de origen, atemorizados porque los soldados se quedaron con sus teléfonos celulares.

El FUNPEG anticipó que en los próximos días habrá de impulsar más actividades de protesta, ahora dirigidas concretamente contra el personal del 27 batallón de infantería, porque ahora se trató de una agresión directa.

Los estudiantes de Teloloapan se trasladaban a Chilpancingo para participar en actividades encaminadas a exigir la presentación con vida de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.