Respeta gobierno de Chiapas movimiento del EZLN

El secretario de Gobierno del estado reconoció que sus demandas siguen sin resolver. Dijo que el movimiento armado generó un cambio en la relación entre gobierno con indígenas.
Movimiento zapatista.
Movimiento zapatista. (archivo)

Chiapas

El gobierno del estado tiene total y absoluto respeto al movimiento zapatista y trabaja para generar un clima de distensión, de paz y de gobernabilidad, aseguró el secretario general de Gobierno, Oscar Eduardo Ramírez Aguilar.

Al referirse a casi 20 años de su aparición, reconoció que sus demandas siguen pendientes de resolver "indudablemente", sin embargo, ellos han manifestado su propio sistema de organización mediante sus Juntas de Buen Gobierno, de las que hemos sido muy respetuosos.

Reconoció que siguen vigente las necesidades planteadas por el zapatismo desde el 1 de enero de 1994, lo están en Chiapas como en gran parte del sureste mexicano.

El movimiento social del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) sirvió para darle un lugar a Chiapas que no lo tenía antes de 1994, apuntó.

El funcionario estatal reiteró que la relación del gobierno con los pueblos y comunidades indígenas es de solidaridad, respeto y mucha coincidencia.

Incluso, para 2014 habrá en las zonas indígenas un gran presupuesto para ayudar a los niños con más y mejor educación, mayores programas sociales, particularmente en las zonas más pobres.

En relación con los 20 mil indígenas desplazados en Tila, Tumbalá, Sabanilla y Salto de Agua, identificados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como consecuencia del zapatismo, comentó que muchos han sido atendidos y quedan algunos puntos sin resolverse.

Sin embargo, puedo decir que hoy se respira un ambiente de paz en los pueblos y comunidades indígenas; las comunidades zapatistas se encuentran en calma, en tranquilidad y paz, con sus propios métodos de organización, aseguró.

En cuanto a su próxima conmemoración, aclaró que no se tiene contemplado realizar un operativo especial de seguridad porque existe un respeto hacia ese movimiento, no solamente consiste en ser espectadores, sino más bien, en apoyo a su autonomía y costumbres.

Sobre el tema, el secretario de Planeación, Gestión Pública y Programas de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, ex integrante de la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa), abundó que el gobierno respeta las causas e iniciativas que han venido promoviendo.

Indicó que el gobierno estatal sólo esperaría cualquier iniciativa de ellos para atenderla, estudiarla, analizarla y apoyarla en su caso.

"Tenemos absoluto respeto por ese movimiento, respetamos su silencio, los respetamos y sólo podemos actuar sin invasión de sus iniciativas", manifestó.

Admitió que el movimiento armado generó un cambio en la relación entre el gobierno con los indígenas y por ello se tiene que ser más eficiente para atender demandas sociales, las comunidades quieren desarrollo.

Mientras, la investigadora Marina Patricia Jiménez Ramírez consideró que es necesario darnos cuenta que existe el EZLN, que es un movimiento vigente, que reclama atención, que vale la pena no sólo voltearlo a ver, sino atender sus causas.

El 1 de enero del 2014 se cumplen 20 años del levantamiento armado y uno de sus temas centrales fue una reforma política nacional que sigue siendo tema pendiente por reconocer la diversidad de los pueblos indígenas, apuntó.

Asimismo, la presidenta de la Comisión de Desarrollo Rural del Congreso local, Hortensia Zúñiga Torres, sostuvo que es necesario promover, impulsar y desarrollar un esquema integral de atención a los pueblos y comunidades indígenas para pasar de la pobreza al desarrollo y del hambre a la seguridad alimentaria.