Respalda senador creación de 3 zonas económicas especiales

El presidente de la Comisión Sur-Sureste del Senado Benjamín Robles, dijo que es indispensable sentar las bases para la construcción de un producto que cuente con el aval de la sociedad.

Oaxaca

El presidente de la Comisión Sur-Sureste del Senado, Benjamín Robles, dijo que ya era tiempo de que la Presidencia de la República reconociera la urgente necesidad de combatir la brecha económica que existe entre el norte y el sur-sureste de México, a partir de la creación de tres Zonas Económicas Especiales, ya que es el resultado de la añeja reivindicación de justas y legítimas demandas que desde hace décadas se viene dando en esta parte del país.

"La Estrategia Nacional para el Desarrollo Integral de la Región Sur-Sureste es el punto de partida. Reconocido también por el Gobierno federal, para institucionalizar un enfoque de largo plazo, donde converjan las instancias correspondientes y se armonicen objetivos y metas para el desarrollo socio-económico, sustentable e incluyente de la región", agregó Robles Montoya.

Sin embargo, reconoció, que resulta indispensable sentar las bases para la construcción de un producto que cuente con el aval de la sociedad, un proceso horizontal y democrático que permita la incorporación del sentir de los ciudadanos de la región.

Adelantó, que ya existe un importante consenso técnico y político entre los nueve gobernadores del Sur-Sureste del país, un instrumento programático para la región.

Por lo que la propuesta del Presidente de la República, para su correcta implementación, debe partir de este entendimiento del trabajo que ya se ha venido haciendo.

"Es evidente que el modelo económico actual ha fallado, excluyendo del proceso formal de desarrollo a más de la mitad de la población, generando miseria en amplias regiones del país y desintegrando el tejido social a lo largo y ancho del territorio mexicano", agregó Robles Montoya.

Por lo que, espera que la iniciativa presidencial se convierta en un real proceso de deliberación y consenso regional, donde las comunidades involucradas se erijan como artífices de su propio desarrollo.