Respalda Astudillo trabajos de la Fiscalía de Guerrero

El gobernador del estado advirtió que su administración no tolerará ningún abuso contra las personas. Aclaró que esa institución goza de autonomía, pero hay una comunicación permanente con el ...

Chilpancingo

El gobernador Héctor Astudillo Flores respaldó los trabajos que hasta el momento ha realizado la Fiscalía General del Estado (FGE), aunque destaco, que su administración no tolerará ningún abuso contra las personas.

El jefe del Poder Ejecutivo local indicó que la FGE, actualmente a cargo del abogado Javier Olea Peláez es una institución que goza de autonomía, sin embargo, destacó que para sacar adelante el compromiso de devolver la tranquilidad a la población, se requiere de una comunicación permanente.

Cuestionado sobre el respaldo que hay hacia los trabajos que actualmente desarrolla la FGE, el gobernador anotó: "El fiscal es autónomo, pero por supuesto que hay una comunicación permanente con él, porque además la fiscalía requiere de una gran cantidad de apoyos para que pueda moverse, independientemente de esa independencia tiene toda mi colaboración".

También se le cuestionó sobre la posibilidad de que la Policía Ministerial del Estado (PME) incurra en el delito de tortura, Astudillo respondió que en su administración no se permitirá que se cometa dicha práctica.

"Como lo anuncié desde el comienzo de este gobierno que coordino, soy defensor indiscutible de los derechos humanos".

La interrogante se planteó en el contexto de la denuncia que ha dado a conocer en la última semana el empresario Luis Castillo García, quien sostiene que su hijo, Erick Onésimo Castillo Adame, detenido por el delito de homicidio fue sometido a tortura para declararse culpable.

Castillo García refiere que su hijo fue detenido de manera irregular en Tecpan, trasladado hacia Acapulco, en donde fue sometido a tortura por primera vez y después movido hacia Chilpancingo, en donde el fiscal regional, Ernesto Jacobo lo golpeó para convencerlo de que se declarar culpable del delito de homicidio.