Resistencia civil si utilizan río para termoeléctrica en Huexca

Ejidatarios desconocen cualquier acuerdo para permitir que aguas del río Cuautla sea usado como lo han difundido autoridades. 
Comisariados de nueve de 12 ejidos y otras regiones, que serían afectados negaron que el documento que presentó el gobierno del estado como un acuerdo firmado por ellos para el uso del río Cuautla, es falso.
Comisariados de nueve de 12 ejidos y otras regiones, que serían afectados negaron que el documento que presentó el gobierno del estado como un acuerdo firmado por ellos para el uso del río Cuautla, es falso. (David Monroy)

Cuernavaca

Mientras ejidatarios del municipio de Ayala desconocieron cualquier acuerdo para permitir que aguas del río Cuautla sean utilizadas por la nueva termoeléctrica construida en el poblado de Huexca, y anunciaron que recurrirán a la resistencia social para evitarlo, el senador perredista, Fidel Demédicis Hidalgo, alertó al gobierno federal del probable estallido social en la región, ante la insistencia de las autoridades estatales en usar el recurso hídrico sin el consentimiento social.

Comisariados de nueve de 12 ejidos y otras regiones, que serían afectados por el uso del río Cuautla para enfriar las turbinas de la termoeléctrica construida en el poblado de Huexca del municipio oriental de Yecapixtla, negaron conjuntamente que el gobierno estatal, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) tengan su consentimiento por escrito para el uso del río, como lo han difundido las autoridades.

Armando Cervantes Benítez, comisariado ejidal del poblado de Tenextepango y vocero del grupo inconforme, aclaró que el documento que presentó el gobierno estatal como un acuerdo firmado por ellos para el uso del río Cuautla, "es un documento falseado" porque "una lista de asistencia que se utilizó durante una reunión en casa de gobierno, son las firmas que presentan de nuestra supuesta aceptación".

Agregó que la Asociación de Usuarios del Río Cuautla (Asurco), quien si dio su consentimiento para el uso del río, recibieron dos camionetas por parte de la CFE, pero también la promesa de obras y hasta dos millones de pesos mensuales por dar su consentimiento, sin embargo, no sólo son los usuarios los que determinan sino también los representantes de los 12 ejidos y demás propiedades privadas que siembran y cosechan con esa agua.

La termoeléctrica de Juexca forma parte del Proyecto Integral Morelos (PIM) que incluye también un gasoducto que ha sido introducido por varios pueblos de los estados de Morelos, Puebla y Tlaxcala, y la construcción de un acueducto, mismo que pretende ser utilizado para llevar el agua del río Cuautla a la termoeléctrica. Para este multiproyecto, diversos sectores sociales y organizaciones se han opuesto.

Por su parte, el senador perredista y presidente de la comisión de desarrollo agropecuario de la Cámara Alta, Fidel Demédisis Hidalgo, aseguró que el Senado de la República apoyará a los ejidatarios hasta el final y alertó al gobierno federal de un probable estallido social "en el mismo municipio donde dio inicio la Revolución agrarista", por lo que urgió a que el gobierno federal entable diálogo directo con los ejidatarios.

Ante ello, consideró que tanto el director de la CFE como el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) deben acudir al municipio de Ayala para explicar el proyecto a los ejidatarios y también para escuchar lo que ellos tienen que decir, pues hasta el momento sólo han enviado a personal de cuarta a hablar con ellos y es necesario que el planteamiento de este problema –dijo- se realice "entre iguales": entre los dueños de la tierra y los responsables generales del proyecto.

"No les quieren dar el trato digno que se merecen los ejidatarios. Ya con las patas los compañeros ejidatarios ya no van a tratar porque eso no les da dignidad, y entonces vamos a buscar que el director de la CFE y el titular de la Conagua se sienten con ellos y les expliquen con manzanitas cómo viene el proyecto y porque quieren perjudicarlos.

"Nos tendremos que sentar con la Secretaría de Gobernación para que intervenga como lo hace en conflictos nacionales cuando estos ya se polarizaron", agregó.

Destacó que este conflicto debe resolverse con el diálogo y no con imposiciones, mucho menos con el uso de la fuerza para reprimir a los inconformes, por eso que –reveló- pidió a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no intervenir en el conflicto de ninguna manera.

"La Sedena se comprometió conmigo, bajo palabra de honor que se no se meterá en Huexca porque no son sus asuntos, que el Ejército está para proteger a transnacionales... también tenemos que hablar con el Comisionado Nacional de Seguridad (Renato Sales Heredia) para que no se metan y para que no se atreva a levantar un solo tolete o una arma en contra de los compañeros porque la Revolución en Morelos inició, justamente, en ese pueblo e inició por los problemas que ahora se están teniendo", subrayó.