Resguarda Gendarmería aeropuerto, radiodifusoras en Oaxaca

Para evitar posibles actos vandálicos de la CNTE, federales también resguardaron la central de autobuses de primera clase y las instalaciones de la IEEPO.    

Oaxaca

Elementos de la Gendarmería y de la Policía Federal iniciaron el resguardo de instalaciones estratégicas como son el aeropuerto de la ciudad, la central de autobuses de primera clase, radiodifusoras y la infraestructura de lo que fue la IEEPO para evitar actos de vandalismo de la sección 22 de la CNTE.

Ante la amenaza de acciones de maestros como es la toma de gasolineras, como ocurrió en las pasadas elecciones del 7 de junio, se reporta ventas de pánico por parte de automovilistas en todas las estaciones de servicio de la capital.

Mientras tanto en el Centro Histórico ante una pertinaz lluvia se efectuó un nuevo mitin de la sección 22 en el zócalo capitalino.

Previo a este evento se reportó roces entre miembros de la base con sus dirigentes regionales que cuestionaban su actuación frente a la determinación del gobierno para desaparecer el IEEPO.

Gritos de traidores se escucharon afuera del edificio sindical, también da la cara Rubén Núñez, líder de la sección 22 de la CNTE.

El IEEPO estaba constituido por 83 mil empleados, cinco por ciento de confianza, 98 de ellos sindicalizados, lo que implica que nueve de cada 10 empelados eran del sindicato de la sección 22 y solo había menos de 100 mandos medios de confianza.

También se reporta que había 310 mandos medios y superiores entre directores, subdirectores, jefes de departamento y supervisores que eran de la sección 22, es decir que 8 de cada 10 mandos eran de la sección 22 y solo había menos de 10 mandos de confianza.

Luego de la disolución jurídica mediante el decreto del IEEPO se tiene que enviar 310 cartas de recesión de contrato para igual número de personas de la sección 22 en los próximos días, en la cual se les notifica que tienen que regresar a su plaza e integrarse a su profesión de docentes.