Resguarda la APPO escuela en San Pedro Mártir, Oaxaca

Padres de familia debatirán en asamblea "que sección sindical se quiere que se quede en la escuela".
Papás afiliados a la APPO colocaron troncos de madera como barricadas en los accesos a la escuela  Porfirio Díaz.
Papás afiliados a la APPO colocaron troncos de madera como barricadas en los accesos a la escuela Porfirio Díaz. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

En San Pedro Mártir; Ocotlán, un día después de la recuperación violenta de la Escuela Primaria Porfirio Díaz por parte de profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), prevalece un clima hostil ante un pueblo dividido que espera debatir en la asamblea el futuro del plantel.

La escuela en disputa ya no está protegida por la policía, la resguarda ahora un grupo de padres de familia que se encuentran atrincheras en las instalaciones alcoholizados, además están armados con palos y piedras, ligado con el Frente Único de Lucha Social por la Reconstrucción de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (FULS-APPO).

Quienes protegen la escuela, han también colocado barricadas en los accesos a la escuela y mantienen vigías en la carretera para alertar de cualquier intento de recuperación por parte de los verdaderos padres de familia.

En tanto, el líder de la sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Joaquín Echeverría, reconoce que por prudencia desalojaron la escuela primaria que tenían bajo su control porque el gobierno de Gabino Cué, no les brindaba condiciones de seguridad.

"Los padres de familia tomaron la palabra y optaron por replegarse para evitar más enfrentamientos".

Anunció que este fin de semana los padres de familia, van a convocar a una asamblea donde determinaran el futuro del plantel, "se decidirá que sección sindical se quiere que se quede en la escuela".

Mientras tanto, Lázaro López regidor de educación del municipio de San Pedro Mártir, advierte que en la asamblea comunitaria que llevaran a cabo podría también determinar la expulsión de la sección 22 de la comunidad y la recuperación de la escuela por la forma que sea.

"Habremos de debatir la entrega de un escrito al gobernador Gabino Cué, para que nos devuelva nuestra escuela y saque a sus maestros y deje que los padres de familia designe a profesores que si trabajen".

El concejal, indicó que el pueblo de San Pedro Mártir se encuentra enojado, y lastimado por la actitud de los maestros de la sección 22, quienes agredieron a sus mujeres por querer controlar una escuela que le pertenece al pueblo.

"Nuestros hijos están espantados por la actitud de los maestros de la sección 22, no quieren regresar a la escuela, nosotros queremos que regrese la calma a nuestro pueblo y que se vayan quienes han engendrado la división, el encono y la violencia entre nuestra gente".

A su vez, la Secretaría de Seguridad Pública reconoció que no se reportó ninguna persona detenida y manifestó que los tres policías que resultaron lesionados ya fueron dados de alta.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ), reportó que se integró una averiguación previa por el zafarrancho protagonizado entre padres de familia e integrantes del magisterio disidente.