Rescatan a 42 guatemaltecos ilegales en un hotel de Chihuahua

La Fiscalía del estado informó que los extranjeros, ente ellos 23 adolescentes esperaban ser llevados a EU, pero fueron abandonados por los “polleros” en el Hotel Colonial.     
Elementos adscritos a la Unidad de Investigación de Trata de Personas hallaron a los extranjeros en ocho habitaciones del Hotel Colonial, en Chihuahua
Elementos adscritos a la Unidad de Investigación de Trata de Personas hallaron a los extranjeros en ocho habitaciones del Hotel Colonial, en Chihuahua (Juan José García Amaro)

Chihuahua

Agentes de la Policía Estatal Única (PEU) aseguraron a 42 ciudadanos guatemaltecos que fueron abandonados por los 'polleros' en un hotel de la ciudad de Chihuahua. En este grupo destacan 23 adolescentes de 12 a 15 años de edad.

Los elementos adscritos a la Unidad de Investigación de Trata de Personas encontraron a los extranjeros en ocho habitaciones del Hotel Colonial, el cual se ubica en el Periférico Juan Pablo II de esta capital.

"Los agentes aseguraron a 42 extranjeros de nacionalidad guatemalteca que se encontraban internados ilegalmente en el país, mismos que estaban hospedados en ocho habitaciones de un hotel, en espera de ser llevados a Estados Unidos", informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

Se explicó que desde el pasado fin de semana, los agentes realizaban indagatorias en torno a esta negociación, ya que se encontraban varias familias con menores de edad en actitud sospechosa, lo que generó una indagatoria que llevó a su localización.

Mediante un operativo que se implementó la tarde-noche de este lunes, se aseguraron 19 adultos y 23 menores, de 12 a 15 años de edad, quienes refirieron ser originarios de Guatemala, esto, a pesar de que no contaban con documentación que acreditara su personalidad.

Para continuar con las investigaciones, todo el grupo fue trasladado a las instalaciones de la fiscalía con la finalidad de resguardar su integridad física, proporcionándoles alimentación y asistencia médica para determinar su estado de salud.

Al ser entrevistados por el agente del MP, indicaron que hace 22 días, "salieron de Guatemala y que habían pagado 10 mil Quetzales a un "pollero", lo que cubría el pago por ponerlos en la frontera con Estados Unidos y para entrar al citado país tendrían que pagar otra cantidad", señaló la FGE.

Acto seguido, y con el fin de establecer la conectividad del tráfico de personas con el delito de trata, la Fiscalía Especializada de la Mujer, inició las investigaciones, para proceder en consecuencia:

"Sin embargo, al ver que no era así, se pondrán a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) para que a su vez sean turnados al Instituto Nacional de Migración para su repatriación", concluyó la fiscalía estatal.